Spider-man
por Stan Lee (G) y Steve Ditko (D), 1962
Spider-man

Entre todos los superhéroes inventados por los guionistas de la Marvel posiblemente Spider-man es el más emblemático. De hecho no hay ninguna duda que los tres más leídos y conocidos son Superman (1938), Batman (1939) y Spider-man (1962) como parecen confirmar sus numerosas adaptaciones para el cine.

Peter Parker, un estudiante tímido y huérfano desde los seis años, que vive con sus tíos, es mordido por una araña radioactiva. Seguramente a cualquier otro esto le habría producido un cáncer pero a Peter le otorga los poderes propios de los arácnidos. Cuando encuentra muerto a su tío, que ha sido asesinado por unos malhechores decide dedicar su vida a combatir el mal bajo el nombre y el disfraz de Spider-man. En esta lucha se enfrentará a malvados tan peligrosos como Electro, el Dr. Octupus, el Camaleón y se casará con la atractiva Mary-Jane Watson-Parker.

Sin embargo Spider-man es un superhéroe algo distinto: es un defensor de la ley paradójicamente perseguido por la policía, tiene dificultades para pagar el alquiler del piso donde vive, cuando fácilmente podría ser un millonario como Batman, soporta sus superpoderes como una especie de maldición que le impide tener una vida normal y se muestra psicológicamente aplastado por el peso de su responsabilidad. Peter es capaz de descubrir su verdadera personalidad a un niño condenado a muerte por estar enfermo de leucemia.

Un año después de su aparición en el número 15 de la revista Amazing Fantasy, ya tenia su propia revista Amazing Spider-man. Spider-man ha sido dibujado por muchos artistas: Sal Buscema, Gil Kane, John Romita Jr., Al Williamson, Mike Esposito, Keith Williams o Joe Rubistein entre otros lo que implica que sus aventuras tiene altibajos de calidad. En España ha sido editado siempre en cuadernos y, actualmente, lo está haciendo Planeta Agostini.

© Toni Segarra,
(305 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Comics SF

Los autores

Stan Lee nació en Nueva York en 1922. Empezó a escribir profesionalmente muy joven, a los 17 años. Ya desde 1942 colaboró con Joe Simon y Jack Kirby, la incorporación de éstos a Timely Comics convirtió a Lee en uno de los principales guionistas de la editorial, y posteriormente en responsable editorial. A principios de la década de los 60 tuvo la idea de renovar los ya muy sobados superhéroes, redefiniendo los orígenes de muchos de estos y creando otros nuevos. Los supers no pierden sus poderes pero ganan en profundidad humana, de defensores de la ley se transforman en defensores de la justicia, con los inevitables matices que eso conlleva, y se convierten en víctimas de conflictos filosóficos a cual más enrevesado. En los años 80 Lee abandona progresivamente el trabajo creativo para volcarse en el control de sus negocios.

Steve Ditko nace en Johnstown (Pennsylvania) en 1927. Estudia arte en Nueva York, su primer trabajo aparece en la revista Prizens Black Magik nº 27 en 1953, y en 1956, empieza a trabajar para la editorial Charlton en series como The Thing, Space Adventures y Capitán Atom. En esa misma época inicia entra en Marvel como ayudante de Jack Kirby. En Marvel, además de The Amazing Spider-Man, dibuja varios números de Tales to Astonish, Hulk, y su otra obra maestra, Doctor Strange. En 1966 abandona Marvel, saltando de editorial en editorial creando personajes como Blue Beetle y The Question en su regreso a Charlton; The Creeper y Halcón y Paloma para DC; Mister A en Witzend, y Hoganís Heroes en Warren. A mediados de los ochenta Ditko regresa a Marvel, como ilustrador de plantilla. En 1988, inicia la serie Speedball, con la fallida pretensión de recuperar la esencia de Spider-Man.


Para saber más