La saga de los Incales
por Alejandro Jodoroswky (G) y Moebius (D), 1981
La saga de los Incales

También conocida como Las Aventuras de John Difool, esta serie de seis albumes fue escrita por Alejandro Jodorowsky y dibujada por Moebius la decáda de 1980. Cuenta, con John Difool como personaje central, el derrumbe de dos civilizaciones (la humana y la alienígena berg) y la entrada en una nueva era, que en un principio no parece ni peor ni mejor, sólo distinta a la anterior.

Jodorowsky y Moebius consiguen en La Saga de los Incales crear un universo complejo y de múltiples matices, la civilización humana, pese a la corrupción y depravación, no está exenta de empuje, representado por los mundos coloniales, los aparentemente terribles bergs son bastante más civilizados que la humanidad que se interpone en su objetivo; alcanzar su Edad de Oro. Barrer del universo a los pervertidos humanos es más una operación de limpieza que un genocidio calculado. los Incales representan esta dualidad presente en toda la obra (a excepción de los Tecnos y La Tiniebla, representación inequívoca del Mal) y que cada uno de los personajes lleva dentro de si, se le presenta como una cosa, demuestran ser otra muy distinta y finalmente se transfiguran en algo superior.

La narración es perfecta, con un dinamismo absorbente y una notable agilidad a la hora de cambiar de escenarios y líneas narrativas, incluso la presentación de nuevos personajes y escenarios es suave, sin grandes preámbulos, dejando que sea el propio personaje quien se de a conocer. El único pero que se le puede poner a esta Saga es que acaba tan embebida de misticismo hermético que está a punto de malograrse con un final más que cuestionable, afortunadamente, la viñeta final, un recuerdo emocionado, consigue salvarlo, aunque sea por muy poco.

© Francisco José Súñer Iglesias
(284 palabras) Créditos

Los autores

Alejandro Jodorowsky Prullansky nace en Chile en el año 1929, hijo de emigrantes rusos. A los 23 años se fue de Chile. Junto con Fernando Arrabal y Roland Topor fundan en 1962 el Movimiento Pánico, en alusión al dios Pan, el cual se manifiesta a través de tres elementos básicos: terror, humor y simultaneidad. En México comenzó su carrera fílmica. En 1970 realizó FANDO Y LIS y después EL TOPO en 1971, un western surrealista y existencial que permanece al cabo de los años como una película de culto admirada por cineastas y cinéfilos. Más tarde se radicó en Francia donde trabajó durante largos años como mimo en la compañía del afamado Marcel Marceau. Después de muchos años alejado del cine, realizó SANTA SANGRE el año 1989 y THE RAINBOW THIEF (EL LADRÓN DEL ARCOIRIS) en el año 1990. Sus comienzos en el mundo del cómic se remontan a 1966, época en la que creó Aníbal 5, una saga futurista dibujada por Manuel Moro. Al año siguiente concibió Fábulas Pánicas, y en 1975 conoció a Moebius, un momento clave en su vida y obra, pues con él realizó la saga de éxito mundial, El Incal, además de la adaptación de DUNE. Entre su extensa obra como guionista de comic, destacan Alef Thau dibujada por Arno, El Ángel Carnívoro o la más reciente El Dios Lama.

Jean Giraud, (Moebius) nace en 1938 en Nogent-sur-Marne, en 1954 entra en la escuela de artes aplicadas y tras varios trabajos y viajes iniciáticos por México comienza su carrera profesional en 1957 con varias aventuras del oeste. En 1961 comienza su extensa bolaboración con Jijé. Su obra más conocida son Las aventuras del teniente Blueberry. Su dibujo es pulcro y realista, fiel exponente de la línea clara. Como Moebius se libera de las ataduras de la producción industrial de cómic y revoluciona el medio con obras como, Arzach, The long tomorrow o El garaje hermético. La fuerza de su estilo hace que sea requerido como diseñador para películas de las que TRON, ALIEN, DUNE o EL QUINTO ELEMENTO son buenos ejemplos. Durante los años 80, y con guiones de Alejandro Jodorowsky, dibuja La Saga de los Incales. Desde entonces ha publicado diversos trabajos y promovido o colaborado en diversas películas de animación. Falleció el 10 de marzo de 2012, en París.


Para saber más