Hom
por Carlos Giménez, 1977
Hom

Hom es una adaptación libre de EN EL LENTO MORIR DE LA TIERRA, una novela de Brian Aldiss. Aunque apareció por vez primera en 1977 la historia fue creada en 1975. El dato es importante porque Hom es una parábola sobre la situación política en España hecha cuando Franco no había muerto todavía. El debate político del momento giraba en torno a tres ejes: uno, el de los continuistas que querían proseguir con el sistema de dictadura que les había dado óptimos resultados hasta el momento; dos, el formado por los aperturistas partidarios del lampedusiano hemos de cambiar para que nada cambie; y tres, el de los opositores al régimen que deseaban una ruptura democrática.

Hom es el representante del ciudadano medio alienado, en el cómic por un parásito que se instala sobre su cabeza, que le utiliza para vivir cómodamente y le obliga a agredir, luchar y explotar a los que deberían ser sus compañeros para medrar a su costa. En la realidad, los hombres y mujeres alienados por el progreso económico que les permitía unos niveles materiales de vida jamás alcanzados por el pueblo español (coche, electrodomésticos, agua caliente, cuartos de baño, teléfono y televisor) que creían ver peligrar con la menor predisposición a aceptar y defender todo lo que el franquismo prohibía (sindicatos, partidos, prensa libre, educación agnóstica, liberalización de las costumbres y abandono de los tradicionales valores hispánicos machistas, supersticiosos y carpetovetónicos)

El franquismo estaba acabándose y había que tomar partido. Carlos Giménez intenta, con Hom, dejar claro lo que piensa sobre esta cuestión. Un dato que ha pasado desapercibido entre público y crítica: cuando Hom regresa a su poblado le comunican la muerte de San, Txi, Ga, Hum y Ota. Nombres que responden realmente a García Sanz, Txiqui Paredes, Bravo Solla, Humberto Baeza y Ángel Otaegui (Carlos se confundió en un nombre; lo sé porque la idea fue mía) Inmediatamente la escena donde una multitud de pequeños insectos consiguen matar al gigante carnívoro y la respuesta de Hom sobre la conveniencia de participar en la lucha para defender la empalizada que él había ayudado a construir. Hom es la obra que ha presentado de manera más contundente un mensaje político en el panorama del cómic hispano. Y es, además, una obra maestra.

© Toni Segarra,
(377 palabras) Créditos Créditos
Publicado originalmente en Comics SF

El autor

Carlos Giménez (Madrid, 1941) Una sus principales características como autor es la fuerte carga biográfica que vierte en sus obras. Paracuellos (1976), una de sus obras más celebradas, relata la vida en los hospicios de la España de la posguerra. Posteriormente, en Los profesionales (1977), relata su experiencia a su llegada a Barcelona (1963), donde había sido reclamado por Josep Toutain para trabajar en su agencia: Selecciones Ilustradas. De aquella época quedan obras como Gringo, Delta 99 o Dani Futuro. Ya formado como autor, desarrolla una obra más personal, además de las ya citadas, como Hom o Koolau el leproso. También para Toutain crea Érase una vez el futuro (1980), igualmente destacables son Barrio (1977, un a modo de continuación de Paracuellos) y Jonás, la isla que nunca existió (1992) Ha guinozado la versión en cómic de El capián Alatriste (2005) ilustrado por Joan Mundet


Para saber más