Les eaux de Mortelune
por Patrick Cothias (G) y Philippe Adamov (D), 1986
Les eaux de Mortelune

Mortelune es París. Pero París es una ciudad semidestruida y sin agua. El Sena no existe, y los gatos, pero sobretodo las ratas, son la principal fuente de alimento de un mundo apocalíptico destruido por la lluvia ácida y sin posibilidad de ver nunca el Sol, escondido detrás de una atmósfera de óxido de carbono. En este mundo dos personajes salen por la noche a cazar y el azar hace que se encuentren: el carnicero más importante de la ciudad que igual puede vender carne de rata como carne humana, que ameniza la espera de sus clientes ofreciéndoles los servicios de su hija Violhaine y el príncipe Jerome de Mortelune, un viejo de más de noventa años que aparenta veinte gracias a una droga fabricada por su hermano Barnabé que sólo tiene la parte superior de su cuerpo.

Cothias ha ideado un mundo agónico que no acaba de morir en el que la crueldad y la falta de escrúpulos son elementos esenciales para la supervivencia. La iglesia, dirigida por un archidiácono corrupto y libidinoso, se alía con la policía y con el duque Malik, propietario de las reservas de petróleo que permiten funcionar las máquinas, para tener el control de la destilación de la lluvia ácida y la comercialización de la escasa agua potable obtenida convertida en la moneda de cambio más apreciada. Les eaux de Mortelune apareció en la revista Circus. De los diez álbumes publicados sólo cinco han salido en España en formato revista editada por Glénat en su colección Viñetas Completas.

© Toni Segarra,
(254 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Comics SF

Los autores

Después de debutar como dibujante de estilo realista, Cothias (Francia, 1948) opta definitivamente por escribir. Sus primeros guiones son dibujados por Loisel en la revista Pilote en 1971, para luego pasar a Pif 1975, en la que realiza su primera serie: Sandberg. El espaldarazo definitivo a su carrera llega en 1980 con la serie Las 7 vidas del gavilán, dibujada por André Juillard. A partir de este momento se convierte en un guionista de éxito y crea muchas más obras surgidas de su fértil y extraordinaria imaginación, entre las que destacan El viento de los dioses (con Adamov, colección Historia gráfica) Las aguas de Mortelune (Adamov) Pluma al viento (de nuevo con Juillard, es la continuación de Las 7 vidas del gavilán) Josué de Nazareth (con Víctor de la Fuente) o Cinjis Kan (con Griffo, col. Historia gráfica)

Nacido en 1956. Después de estudiar varias disciplinas artísticas, comienza a realizar varios trabajos como diseñador y decorador. En cuanto descubre a Moebius, se decide por el cómic como vehículo de expresión y establece al genial autor francés como referencia para sus obras. En 1978 se traslada a París y trabaja como ilustrador en el género de la ciencia-ficción. En 1979 contacta con F. Allot para trabajar en la serie Ulysses 31. Cuatro años más tarde colabora en la creación de un cómic para el semanario Okapi junto a Xavier Seguin. Glénat lanzó la revista Vécu en la él y Cothias El Viento de los Dioses y al año siguiente Las aguas de Mortelune. Como las dos series funcionaron bien, pudo dedicarse desde entonces a vivir de dibujar comics. En 1992 decide dibujar un guión propio y, con la ayuda de J. C. Camano publica Dayak, una trilogía de ciencia-ficción que se desarrolla en África. En 1999 publica junto a Jean Dufaux La emperatriz roja.


Para saber más