Dani Futuro
Carlos Giménez (D) y Víctor Mora (G), 1969
Dani Futuro

Carlos Giménez había ya realizado, en 1968 y con Delta 99 una incursión en el género de la ciencia-ficción. Los aciertos en el grafismo quedaban minimizados por culpa de unos guiones que no estuvieron a la altura prevista. Carlos aceptó repetir la experiencia esta vez con el escritor Víctor Mora, que tenía sobrada experiencia como guionista de cómics pues era el creador, entre otros muchos, de El Capitán Trueno. Esta colaboración, en palabras de Salvador Vázquez de Parga, permitió que Dani Futuro marcara la pauta de la corriente del cómic de ciencia-ficción que se pondría de moda en los setenta, cuando el cómic español alcanza una cierta madurez desligándose definitivamente de la ideología imperante e irrumpiendo en otras vías de pensamiento que fructificarían definitivamente en el período post franquista.

Dani Futuro, hijo de un científico del siglo XX, muere cuando el avión en el que vuela se estrella en el Polo Norte. Tres siglos después es encontrado y revivido, gracias a la avanzada tecnología del futuro, por el profesor Dosian con la ayuda de su sobrina Iris que se convertirá en su permanente mentora, tutora y compañera. Los primeros episodios de la serie transcurren en un mundo idílico, sin violencia, en un clima de paz y bienestar. Esto junto a la juventud de los dos protagonistas, casi unos adolescente, favorece que el dibujante utilice unas composiciones y una planificación excesivamente blandas. Pero tanto el guionista como el dibujante abandonan pronto esta línea para plantear situaciones más duras y acordes con lo que se supone será el futuro de seguir la Tierra por los cauces actuales.

© Toni Segarra Créditos (267 palabras)
Publicado originalmente en Comics SF

Los autores

Carlos Giménez (Madrid, 1941) Una sus principales características como autor es la fuerte carga biográfica que vierte en sus obras. Paracuellos (1976), una de sus obras más celebradas, relata la vida en los hospicios de la España de la posguerra. Posteriormente, en Los profesionales (1977), relata su experiencia a su llegada a Barcelona (1963), donde había sido reclamado por Josep Toutain para trabajar en su agencia: Selecciones Ilustradas. De aquella época quedan obras como Gringo, Delta 99 o Dani Futuro. Ya formado como autor, desarrolla una obra más personal, además de las ya citadas, como Hom o Koolau el leproso. También para Toutain crea Érase una vez el futuro (1980), igualmente destacables son Barrio (1977, un a modo de continuación de Paracuellos) y Jonás, la isla que nunca existió (1992) Ha guinozado la versión en cómic de El capián Alatriste (2005) ilustrado por Joan Mundet

Victor Mora (Barcelona, 1931) es uno de los referentes de cómic español y quizá su guionista más respetado y universal. La lista de obras creadas o guionizadas por él practicamente da como resultado la historia del cómic español de los años 50, 60, y 70. Junto a Ambrós desarrolló el mítico Capitán Trueno (1956) y El Corsario de Hierro (1970), con Francisco Darnís, El Jabato (1958), con Carlos Giménez colaboró en Delta 99 (1968) y Dani Futuro (1969), con Victor de la Fuente partició en Sunday (1968), a partir de 1974 trabajó para la revista francesa Pilote, colaborando con dibujantes como Brocal Remohi o Annie Goetzinguer. Ha trabajado igualmente con Luis García, Antonio Parras, Alfonso Font y un largo etcétera de figuras del momento.


Para saber más: