Batman
por Bill Finger (G) y Bob Kane (D), 1939
Batman

Es difícil decidir si debe incluirse a Batman entre los comics de ciencia-ficción. Porque Batman, a diferencia de la mayoría de superhéroes americanos, no dispone de ningún tipo de superpoder que le ayude en su lucha contra el crimen.

El protagonista, que como es habitual, aparece disfrazado y enmascarado para no ser reconocido cuando no ejerza de justiciero, es un joven millonario llamado Bruce Wayne que ha tenido que asistir impotente al asesinato de sus padres. En el sótano de su casa monta, con ayuda de su amigo y fiel mayordomo, un laboratorio que le permite investigar y crear algunos de los artefactos que le harán casi invencible en sus arriesgadas aventuras: el Batmovil, un coche con múltiples trucos, dos aparatos voladores, el Batplano y el Batgiro y numerosos inventos que lo salvarán en más de alguna situación apurada. Batman actúa de noche y, pronto, lo hizo acompañado de Robín un adolescente que le ayuda eficazmente en su lucha contra invencibles malvados como The Pinguin, The Catwoman, The Joker, The Scarecrow y tantos más.

El éxito del personaje modificó la política editorial de DC que multiplicó las revistas en las que aparecía creando nuevas colecciones Batman (Legends of the Dark Knight, Shadow of the Bat, etc.) que dieron trabajo a multitud de dibujantes y guionistas para poder atender la demanda. De esta manera pueden encontrarse episodios firmados por Frank Robbins, Carmine Infantino, Joe Staton y Frank Miller entre otros. Con el tiempo Bruce Wayne ha ido adquiriendo una personalidad con cierta profundidad psicológica. Su atuendo de señor de la noche se corresponde a la perfección con una mentalidad oscura, atormentada y paranoica, poco habitual en los comics, que constituye el mayor atractivo de la serie.

© Toni Segarra,
(286 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Comics SF

Personaje de comic que apareció por primera en Detective Comics (D.C.) el 27 de mayo de 1939. A diferencia de otros superhéroes no posee superpoderes innatos o adquiridos sino que confía en un entrenamiento e inteligencia superiores y en el uso de la alta tecnología para mejorar artilugios ya existentes. Reside en la ciudad de Gotham y es el alter-ego del atractivo millonario Bruce Wayne quién decide convertirse en Batman y combatir el crimen después de tener que atestiguar por el asesinato de sus padres. Consciente de que los criminales son cobardes y supersticiosos, decide adoptar un traje acorde con el fin de inculcar el miedo a los criminales. El resultado es un traje que le hace parecer un murciélago. Fiel a su personaje, actúa siempre de noche. De ahí proviene el nombre de Batman.

Como se ha mencionado, otro de los sellos de la casa Batman es que se ayuda de la tecnología para perfeccionar inventos ya existentes como el coche (batmóvil), el avión (batplano), el helicóptero (batgiro) o la motocicleta (batciclo).

A lo largo de los años se le sumaron otros personajes. En 1940, se incorporó Robin (Dick Grayson), un socio en la lucha contra el crimen. Más tarde se unió a este dúo un mayordomo fiel, Alfred, cuyo nombre original era Beagle y más adelante Pennyworth. El trío Batman-Robin-Alfred fue una constante en las historias de este personaje durante más de veinte años a la que se le añadirían otros personajes menos permanentes como el comisario de policía James Gordon, Batwoman (Kathy Kane), Bat-Girl (Betty Kane), Bat-Mito, Bat-Hound (Ace), y el profesor Carter Nichols. Ocasionalmente Batman y Robin han colaborado con Superman.

A Batman no le han faltado villanos a los que combatir. Entre los más notorios están Joker, El Pingüino, Enigma, Harvey Dent Dos Caras y Catwoman con quién compartió en ocasiones intereses.

Cómo no, Batman ha pasado por el cine con al menos diez películas, la televisión, en series tanto animadas como de personajes reales, y los videojuegos, signo de su fama.

© José Joaquín Ramos de Fco., (344 palabras) Créditos

Los autores

Bill Finger nació el 8 de febrero de 1914 en Denver, Colorado. Fue co-creador de Batman, escribió el primer guión y muchas de las mejores historias de Batman durante los primeros tiempos. Suyos son los malvados más notables de la serie, entre ellos el Pingüino y Catwoman. También son de su invención la Batcueva, el Batmovil, o el Batplano. Muchos términos que introdujo en las aventuras de Batman, se han convertido en parte del lenguaje popular. Finger era un artesano, y las aventuras de Batman fueron cuidadosamente planificadas, además de estar imbuidas de un fino humor. Por encima de todo, era un escritor visual, sabía como indicar al artista el ritmo de las imágenes y la narrativa secuencial. Entre sus creaciones para la DC figuran otros muchos personajes célebres, como Linterna Verde o Wildcat, independientemente de esto, también trabajó para Quality Comics, Fawcett Publications, y Timely Comics. Sus trabajos para televisión incluyen episodios de 77 Sunset Strip, Hawaiian Eye, las aventuras animadas de Superman, y la serie Batman. Murió en Nueva York el 18 de enero de 1974.

(Busca biografias, 07/12/2001) Bob Kane nació el 24 de octubre de 1916 en la ciudad de Nueva York. Cursó estudios en la Cooper Union y la Art Students League, antes de iniciarse en el mundo de la historieta. Su primera serie fue Hiram Hick, aunque el éxito lo alcanzaría cuando entra en el año 1938 en la editorial National Comics. Se asoció con uno de los mejores guionistas de la casa, Bill Finger. Los editores le proponen, en 1939, crear un personaje que pueda competir con Supermán, entonces Kane y Finger conciben Batman, que vería la luz en el número 27 de la revista Detective Comics. El personaje se inspira en una película muda, THE BAT, sobre un justiciero vestido de murciélago. Al cabo de un año, Batman contaría ya con su propio cuaderno y conocería a su compañero de andanzas con el nombre de Robin. Bob Kane falleció el 3 de noviembre de 1998 a los 83 años en su domicilio en Los Ángeles (California)


Para saber más

https://www.msn.com/es-es/entretenimiento/cine/el-director-ejecutivo-de-disney-está-agotado-y-abrumado-despu%C3%A9s-de-numerosos-fracasos-en-taquilla