Ricardo Luis Olivera

Ricardo Luis Lucho Olivera, (1942-2005), quien estudió en la Escuela Panamericana de Arte con Hugo Pratt y Alberto Breccia y su estilo cargado y detallista denota definitivamente la influencia de este último. Gracias a la calidad de su trabajo atrae la atención de la editorial de Héctor Oesterheld, por lo que comienza a trabajar para las revistas Frontera y Hora Cero ilustrando varias portadas durante esos años. Pronto se sumará a Misterix y en 1964 publica su primera obra con guión propio, Legión Extranjera. El salto a la fama vendría, sin embargo, con su colaboración en las revistas de la Editorial Columba. Desde junio de 1969, había comenzado a dibujar con guion propio una historieta sobre Gilgamesh, el inmortal, en la que trasladaba al héroe y semi Dios sumerio a un entorno de ciencia-ficción post-apocalíptica. Para Ediciones Record desarrollaría historias de ciencia-ficción (Galaxia Cero, Yo, Ciborg, Planeta Rojo o la aventura heroica Ronar), en las que el uso de la sombra volvería a ser protagónico en cada una de sus viñetas llegando siempre a romper con la cuadrícula clásica con imágenes potentes y cargadas de oscuridad. Trabajó hasta poco antes de su muerte, en Buenos Aires, el 11 de noviembre de 2005.