Boris Vian
(1920-1959)

Biografía

Boris Vian

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de dedicar una página a Boris Vian. Mi admiración hacia él queda resumida en el hecho de ser uno de los autores que más me ha influenciado como escritor (junto a Gabriel García Marquez, Stanislaw Lem yEduardo Mendoza), pero me daba un poco de reparo meterle en una sección dedicada a autores de ciencia-ficción...

Bobadas. He tardado casi año y medio en decidirme pero al fin me he liberado de todos los reparos que tenía al respecto y aquí está esta reseña de uno de los autores más importantes del siglo XX.

E importante sin salir del pozo de lo underground. Vian aunque universalmente reconocido y respetado, nunca ha trascendido en España más allá del boca a boca y de una cómplice y generalizada admiración.

¿Por qué? Supongo que se debe a su irreverencia innata y, sobre todo, a que fue un escritor que escribió lo que le dio la santísima gana. Y sospecho que al darle la santísima gana escribir ante todo novela negra, (negrísima, de un humor corrosivo y una violencia más espeluznante que sangrienta), y algo que es difícil clasificar como género (¿En que saco hay que meter EL OTOÑO EN PEKIN o LA ESPUMA DE LOS DÍAS?) la intelectualidad no se atreve a sacarlo del tunel del underground.

Curiosamente, leer a Vian da un cierto barniz de intelectual iniciado, (¡A mi, con mi 2º de FP!) y la influencia que ha tenido en grupos como La Union(EL LOBO HOMBRE, LA NIEBLA) le ha hecho conocido, pero no se le ha elevado a los altares de lo respetable y recomendable.

Y creo que eso a Vian le hubiera gustado

Nacido el 20 de marzo de 1920 en Ville d'Avray, Francia. En 1943 se licenciaba como ingeniero, y en 1946 publicaba ESCUPIRÉ SOBRE VUESTRA TUMBA con el pseudónimo de Vernon Sullivan. La novela fue un bombazo. Violenta, pornográfica y descarnada escandalizó al público francés y la justicia proceso a Vian y a su editor, Jean DíHauin por corrupción de las buenas costumbres. Las crónicas cuentan que todo fue una gran conspiración de Vian y DíHauin para, por un lado poner en ridículo a la crítica más elitista de la época (alguna entrevista con Vernon Sullivan apareció en la prensa) y para, objetivo nada desdeñable, sacar uno buen montón de francos a cuenta del escándalo subsiguiente.

Sin embargo, en 1947 publica el contrapunto delicado y esquisito a ESCUPIRÉ SOBRE VUESTRA TUMBA; LA ESPUMA DE LOS DÍAS, una delicada historia de amor en un mundo fantástico y extraño, que mengua por momentos y en el que los protagonistas son invadidos por una extraña melancolía que acaba con ellos poco a poco. Hay quien dice que esto no deja de ser un gran bromazo a costa de Jean-Paul Sartre, no lo sé, pero conociendo la obra de Vian no sería de extrañar.

Una de las cosas que más me impresionan y más admiro de Vian (y de Stanislaw Lem yEduardo Mendoza, aunque menos en el caso de Gabriel García Marquez)es que es un escritor de registros. Su estilo, aunque definido y preciso, no es monocorde, y así se permite gamberradas del calibre de ESCUPIRÉ SOBRE VUESTRA TUMBA, CON LAS MUJERES NO HAY MANERA o QUE SE MUERAN LOS FEOS, mientras que por otro lado tenemos al Vian reflexivo y casi delicado de LA ESPUMA DE LOS DÍAS, EL OTOÑO EN PEKIN, o LA HIERBA ROJA. Vian, por eso, nunca aburre, siempre es posible que guste de uno u otro modo, siempre que se esté dispuesto a adimitir que los universos de Vian nunca tendrán un suelo sólido, y en cualquier momento el piso se puede mover y dejarnos enfrentados al vacío.

© Francisco José Súñer Iglesias, (621 palabras) Créditos

Bibliografía

Esta relación no es exahustiva, sólo se incluyen libros (novelas, antologías, ensayos) y no relatos, artículos o las conferencias publicadas en distintos medios