VIAJE AL FONDO DE LA GALAXIA
VIAJE AL FONDO DE LA GALAXIA

Aparecida en junio de 1978, con el nº 409 de La conquista del espacio, VIAJE AL FONDO DE LA GALAXIA se erige como una de las novelas más logradas de Glenn Parrish (Luis García Lecha) en su etapa de Bruguera.

Juan Byden, que ha causado la muerte involuntaria del marido de su amante, es juzgado y condenado a cadena perpétua. No obstante, el juez le da a elegir entre pasar el resto de su vida entre rejas y servir al profesor Ravenstock. Para Juan, un hombre joven, la decisión no es difícil, optando por ir con el misterioso individuo. Ravenstock resulta ser un hombre amable y un científico notable, que ha inventado un nuevo tipo de vehículo espacial: la psiconave. Su intención es que Juan pilote esa nave movida por energía psíquica, que puede trasladarse teóricamente a cualquier rincón del universo a la velocidad del pensamiento, en un viaje al sistema de la estrella Necuno, situado a unos 120.000 años luz de la Tierra y que es el origen de unas misteriosas señales de radio. Ravenstock no sólo desea investigar dichas señales, sino averiguar, si ello es posible, lo que les ocurrió a sus tres ayudantes, uno de los cuales era su hija Carlota, que emprendieron el mismo viaje en otras tantas psiconaves y han desaparecido sin dejar rastro.

Byden emprende el fantástico periplo y en cuestión de segundos se encuentra en el sistema Necuno, poniendo proa inmediatamente hacia un planeta cercano, muy similar a la Tierra. No tarda en encontrar a Carlota, que le explica por qué no ha podido regresar y le pone al corriente de ciertos detalles del mundo en que se encuentran. La fabulosa aventura de Juan Byden acaba de empezar, porque además de buscar la fuente de las señales de radio y a los otros dos psiconautas, habrá de enfrentarse a mil peligros en un planeta habitado por tribus muy atrasadas y bárbaras.

Parrish construye un relato quizá algo tópico, pero muy ameno; una aventura espacial que satisfará a los amantes de la ciencia-ficción concebida como puro entretenimiento. Un estupendo bolsilibro, ideal para descansar de otras lecturas más trascendentes. Disfrutadlo.

© Antonio Quintana Carrandi,
(357 palabras) Créditos Créditos