Robert A. Heinlein
(1907-1988)

Biografía

heinleinra.jpg

Nació en Butler (Missouri, USA) formándose en la Universidad de Missouri y en la academia Naval de Estados Unidos. Más tarde Estudió Física y Matemáticas en UCLA. Tras abandonar el ejército debido a una enfermedad y desempeñar varios trabajos consiguió publicar su primer relato (LA LÍNEA DE LA VIDA) en 1939. Fue el primer autor que consiguió ganarse la vida exclusivamente escribiendo ciencia-ficción. Falleció el 8 de mayo 1988.

Heinlein es considerado como un buen narrador que acertó a llenar sus relatos de una equilibrada mezcla de varios elementos que hacen sus relatos tan amenos como científicamente impecables. Propugnó, y practicó, la necesidad de integrar las particularidades científicas de los relatos dentro de la línea narrativa, y no descontextualizar las explicaciones necesarias mediante largas disertaciones. Técnicamente la narrativa de Heinlein estaba a años luz de la de cualquier otro autor de la época de los clásicos.

También, y en gran medida a propuesta de John W. Campbell, introdujo temas nuevos en la ciencia-ficción, como las relaciones entre política y religión.

En 1974 obtuvo el primer premio Gran Maestro Nebula, Concedido por la SFWA, y en una encuesta del fanzine Locus, en 1988, se le considera el mejor escritor de ciencia-ficción de todos los tiempos, muy por delante de autores como Isaac Asimov o A. C. Clarke.


Sobre Asimov y Heinlein se dice

Es curiosa la confrontación entre Asimov y Heinlein. Asimov reconoce la mayor calidad literaria de este. Cuando los literatos se juntaron y quisieron elegir a su primer gran maestre eligieron a Heinlein.

Con mucha lógica se opone a su política de derechas, cree a tal respecto que le ha convencido su segunda esposa Virginia, dado que Heinlein había sido liberal antes de la guerra.

Creo que también hay resentimientos profundos en Asimov por el mayor éxito literario de Heinlein y sobre todo por su mayor popularidad.

Una causa de profunda discrepancia debió ser el que en el contrato de Heinlein figuraba que no se le podía rechazar NINGÚN escrito y al pobre Asimov le rechazaron muchos en sus principios.

El relato de Asimov podía se real si no fuese que describe a Heinlein como un pesado propagandista, que respondía con hostilidad a los que no estaban de acuerdo con él. Esto es algo que solo menciona Asimov en sus memorias, el resto de la gente que ha descrito a Heinlein, lo describe como de carácter firme, pero extremadamente amable, nada engreido ni hostil con la gente que no pensaba como el y si un poco didáctico.

Me parece que a Asimov le pesaba el que autor tras autor homenajeasen en sus libros a Heinlein y de el solo las tres leyes de al robótica. Aun hoy algunas novelas como la irregular PLAYA DE ACERO de John Varley son heinlenianas hasta la medula y hay heinlenianismos por todos lados.

Es cierto que Heinlein dejo un epistolario que demuestra su conexión con algunos grupos de extrema derecha de tipo seudo militar (Posse Comitatus y Milicias Estatales) y una cierta mezquindad, pero la misma mezquindad y envidia demuestra Asimov en sus memorias, aunque creo que la causa era la misma en los dos casos, senilidad.

© Antonio Rodriguez Babiloni, 18 de junio de 1997 Créditos (521 palabras)

...se dice que sólo Asimov habla del caracter dogmático de Heinlein en las discusiones políticas. Yo también lo creía así hasta que leí el prólogo del último volumen de los premios UPC (Nova 96, Ed. B). En este prólogo Gregory Benford describe una reunión a la que asistió en casa de Larry Niven donde Heinlein discutió con Arthur C. Clarke sobre las iniciativas de defensa USA y se comportó con bastante acritud con Clarke (que disentía de sus puntos de vista) acusándolo de falta de educación por discutir temas de defensa de un país que no era el suyo y de arrogancia británica. Clarke, antiguo amigo de Heinlein, se marchó de la reunión triste y confundido. Quizás Heinlein fue volviéndose mas dogmático en las discusiones con la edad (así sucedió en sus escritos)

© Pedro Pemau, (133 palabras) Créditos

Sobre Heinlein y el machismo

Heinlein, en general, es increíblemente machista. Aunque de un cierto toque de independencia a sus heroínas al final todas acaban (por propia decisión) como madres felices y amas de casa. Por ejemplo en VIERNES: una supermujer creada mediante ingeniería genética mas fuerte, rápida e inteligente que el común de los mortales y con una clara visión para analizar la crisis de su civilización (análisis que por supuesto da pie a Heinlein para exponer sus ideas de todos conocidas) se encuentra desplazada y como vacía puesto que nadie la acepta. Finalmente se realiza plenamente en un mundo agrícola viviendo como un ama de casa del medio Oeste americano, criando niños, haciendo tarta de manzana y esas cosas. Además, si no recuerdo mal (leí la novela hace 8 años) se casa con un tipo que, nada mas empezar la novela, la viola aunque ella no parece darle al asunto excesiva importancia. Si eso no es machismo...

Parecidas opiniones aparecen en VIAJE MAS ALLÁ DEL CREPÚSCULO o EL GATO QUE ATRAVESABA LAS PAREDES junto con cierto desprecio hacia los homosexuales. Por ejemplo en AMOS DE TÍTERES todos aquellos que no "reaccionan" virilmente ante una agente especialmente despampanante son muertos o capturados pues se deduce que están poseídos por alienígenas. A lo que se ve Heinlein no concibe que pueda haber homosexuales en una agencia dedicada a la defensa de los Estados Unidos.

Heinlein fue un magnífico escritor aunque también fue un hombre cargado de prejuicios. Como escritor de ciencia-ficción es elogiable pero eso no significa que debamos aceptar o minimizar sus prejuicios que en muchos casos eran totalmente indefendibles.

© Pedro Pemau, 10 de agosto de 1997 Créditos

Heinlein ingeniero

Heinlein era un ingeniero y un inventor exitoso, el traje de presión que usaban los pilotos americanos y que les permitía esperar antes que las cabinas se presurizasen a los japoneses mas altos y por lo tanto en posición de ventaja y muchas cosas mas que no sabemos son un invento suyo, creo que puede ser que los mecanismos de aterrizaje en los portaaviones y mas cosas que quedan como secreto de guerra, entre otras razones porque nadie se ha molestado en investigarlas,

Heinlein era el jefe de investigación de la Marina americana durante la segunda guerra mundial, no era uno del monton, las maquinas de teleoperar a distancia se llaman Waldos en su honor, él fue el primero que describió una catapulta electromagnética y muchas, muchas cosas, mas, lo que pasa es que en sus primeros libros estuvo obsesionado por no sobrepasar jamás un nivel tecnológico extrapolable del que había en su tiempo y a veces la pifia, claro el que no se moja como Asimov y se inventa todo sin preocuparse por su racionalidad o no, carece de estos problemas, pero al mismo tiempo su obra se nos muestra tal vez como mas engañosa y facil, tal vez como menos sincera. Como Heinlein se moja pues usa reglas de cálculo y tablas de logaritmos en naves espaciales o naves movidas por explosiones atómicas controladas de un diseño en exceso simple.

Pero de lo que no hay duda es de su enorme talento como Ingeniero, tal vez uno de los mas notables que se conozcan, no quiero hacer comparaciones, pero siempre son odiosas, pero no se a lo mejor si Heinlein no hubiese escrito ciencia-ficción y se hubiese dedicado a la ingeniería tal vez un tal Leonardo da Vinci hubiese tenido que preocuparse :-)

Es una broma, Leonardo era también escritor, para ser exacto poeta, músico, pintor. ingeniero, arquitecto, aunque entonces era casi lo mismo y para mas inri, por si no hubiese bastante y el universo no fuera suficientemente injusto, según sus coetaneos era el hombre mas hermoso que jamás pasara por Florencia.

© Antonio Rodriguez, (345 palabras) Créditos

Bibliografía

Esta relación no es exahustiva, sólo se incluyen novelas y no relatos, artículos o las conferencias publicadas en distintos medios