Obras firmadas como Van S. Smith
Obras firmadas como Van S. smith
Obras firmadas como Van S. smith

Cuando Pascual Enguídanos publicó, con el número 121 y justo a la mitad de la colección Luchadores del Espacio, la novela titulada LUCHA A MUERTE, estableció un punto de inflexión en la marcha de la colección, no sólo porque con este número clausuraba la Saga de los Aznar, sino porque además mató a George H. White, el seudónimo con el que hasta entonces había firmado sus cuarenta y siete novelas. ¿Por qué lo hizo? Nada sé al respecto, pero puede que Enguídanos (o quizá el director de la colección) estuviera ya harto de la saga, y desde luego la mejor manera de acabar con ella era acabar también con su autor... El hecho es que, aunque Enguídanos siguió siendo uno de los principales escritores de la colección, si no el principal, a partir de entonces lo hizo firmando con otro seudónimo distinto, el de Van S. Smith, con lo que George H. White quedaba, al menos oficialmente, desaparecido.

No obstante Enguídanos se lo tomó con bastante calma; entre la última novela de su primera época, la ya citada LUCHA A MUERTE, y la primera firmada como Van S. Smith pasaron exactamente diecinueve números, lo cual supone (la colección era quincenal) unos diez meses de diferencia durante los cuales Enguídanos estuvo ausente por completo de la colección. Esto es un hecho insólito ya que Enguídanos acostumbraba a publicar sus novelas con mucha mayor frecuencia, y cuenta con un único precedente: los veintitrés números que separan EL IMPERIO MILENARIO, número 97, de REGRESO A LA PATRIA, número 120, ya en las postrimerías de la Saga de los Aznar. Evidentemente la saga estaba agotada por las razones que fueran, ya que no encuentro otra explicación a períodos tan dilatados de tiempo sin que, como ocurriera habitualmente, Enguídanos no intercalara entre medias novelas ajenas a los Aznar.

Sin embargo, una vez liberado de la saga Enguídanos volvió por sus fueros publicando, con una notable asiduidad, un total de veintidós novelas a lo largo de poco menos de cien números de la colección (desde el 140 al 234), lo que significa que fue con mucho el autor más prolífico de esta segunda etapa de la colección al igual que también lo había sido en la primera.

De estas veintidós novelas, quince son episodios independientes, estando las siete restantes agrupadas en una serie de tres (la trilogía de Finan) y dos series de dos, la de Bevington y la de Intrusos siderales. Puesto que estas tres series han sido estudiadas por separado en esta sección me voy a referir únicamente a las quince novelas restantes las cuales, salvo en la firma, en nada se diferencian de las seis novelas independientes (siete, si contamos ROBINSONES CÓSMICOS) que firmara Enguídanos como George H. White. En realidad la distinción entre unas y otras es totalmente artificial y no va más allá de la diferencia del seudónimo, pero puesto que fue el propio autor el la que estableció he creído conveniente respetarla.

Así pues, empiezo con la primera novela de un autor presuntamente nuevo, Van S. Smith; ignoro si entonces la editorial consiguió engañar a los lectores, pero lo cierto es que mucho antes de saberlo a ciencia cierta yo sospechaba ya que el autor de LLEGÓ DE LEJOS y el de EMBAJADOR EN VENUS, por poner tan sólo un par de ejemplos, se parecían realmente mucho en su forma de escribir...

© José Carlos Canalda, (562 palabras) ,
1998 Créditos