Serie de Bevington
Raza diabólica

La corta Serie de Bevington (tan sólo dos novelas, LA LOCURA DE BEVINGTON y EL PLANETOIDE MALDITO) recoge, sin duda, una de las ideas originales no sólo de su autor, Pascual Enguídanos, sino de toda la colección Luchadores del Espacio... Planteamiento por desgracia totalmente actual en estos momentos aunque no tanto en la época en la que este relato fue escrito, hace ya algo más de treinta años. Porque el problema de los fanatismos religiosos, lejos de remitir, se presenta cada vez más peligroso a la vez que ha mostrado ser capaz de imponer su dictadura a países enteros.

No, no es pues ninguna exageración lo que plantea Enguídanos: La secta de los amish rechaza visceralmente todo cuanto pueda ser considerado como un invento moderno mientras que los hare krisna o los testigos de Jehová imponen a sus fieles prohibiciones tan rigurosas como absurdas. Y si estas actividades, aunque aberrantes, son razonablemente inofensivas, no se puede decir lo mismo de hechos reales tales como el suicidio colectivo de la Guayana, la dictadura religiosa de Irán o el fundamentalismo musulmán que trae en jaque no sólo a varias naciones de este área cultural sino también al propio Occidente. No se puede tomar a broma, pues, este tema, como tampoco el de una plaga que arrase sin remisión el planeta: El SIDA es algo tan real y, hoy por hoy, tan poco abordable, que merece la pena andar precavido.

Estuvo acertado, pues, Enguídanos al montar su relato sobre unas premisas que, en el momento en el que lo escribió, o no existían o bien éstas se percibían como algo muy lejano y poco más que anecdótico. Sus dos novelas, pues, son más actuales si cabe hoy, treinta y dos años después de su publicación, que entonces, lo cual sin duda constituye un memorable éxito a la par que un acierto.

© José Carlos Canalda, (308 palabras) ,
1998 Créditos