Luz sólida

El rayo de luz sólida fue la mayor revolución en el armamento y tácticas de los combates espaciales. Empleados por primera vez por los sadritas, los terrestres copiaron rápidamente esta tecnología y en la actualidad es el arma mas utilizada por todas las razas que navegan por el espacio.

Básicamente, el rayo de luz sólida es un chorro de fotones cuya velocidad es ligeramente superior a la de la luz. El paso de esta barrera, hace que los fotones adquieran masa, lo que en la practica los convierte en una barra sólida moviéndose a una velocidad superior a la de la luz.

La energía cinética desarrollada por esta barra de luz es tal que puede atravesar una coraza de dedona de 2 metros de espesor y de incluso mas, si el disparo se mantiene sobre el mismo punto. Cualquier otro material es cortado con la mayor facilidad.

El alcance efectivo de la luz sólida supera los seis millones de kilómetros, aunque su capacidad de penetración disminuye con la distancia, siendo máxima en distancias inferiores a los 300.000 kilómetros. Sólo las ondas gravitacionales de alta potencia son capaces de desviar un disparo de luz sólida, pero únicamente a distancias superiores a un millón de kilómetros.

Aunque normalmente un disparo de luz sólida atraviesa el casco, y todo lo que encuentra a su paso, una nave puede recibir multitud de impactos sin acusar graves daños. Solo en el caso de un tiro directo sobre los reactores, impulsores o almacenes de explosivos el objetivo será destruido.

La luz sólida constituye el armamento principal de las naves de combate y el ejercito, y se construye en varios calibres:

Fusiles y Pistolas: disparan un rayo de entre 1 y 2 cm de diámetro.

Ametralladoras: lanzan un rayo de 2 milímetros de espesor y 80 cm de anchura.

Armamento Pesado: proyectores circulares de entre 10 y 50 cm de diámetro.

El arma de luz sólida mas potente fabricada hasta la fecha fue construida por los valeranos en su lucha contra Ankor y consiste en un proyector en forma de cruz, cada uno de cuyos brazos mide 2 metros de largo y 50 cm de grosor, y que gira sobre su eje. Fue diseñado específicamente para destruir los cruceros de la serie Stelar robados por los ankoranos.

Aunque se utilizan normalmente al máximo de su potencia, el disparo, tanto de las armas pesadas como de las portátiles puede graduarse. El rango de ajuste varía desde un rayo de máxima penetración a un potente reflector de iluminación. En su ajuste medio el haz de luz sólida actúa como una manguera de agua a presión.

Estos ajustes sólo son aplicables a los proyectores utilizados como armas. Los sistemas de impulsión no son graduables en modo de funcionamiento aunque si en potencia, y las armas, a su vez, no pueden utilizarse como impulsores.

A simple vista, un arma de luz sólida lanza un chorro continuo de luz, sin embargo, en realidad se efectúan entre 50 y 60 disparos por segundo, dependiendo del tipo de arma. Esto se hace así tanto para evitar el calentamiento como para aumentar las probabilidades de alcanzar un blanco. 50 disparos con mínimas variaciones de ángulo, pueden cubrir un área mas amplia, garantizado que alguno de ellos de en el blanco.

Los proyectores de luz sólida de tipo impulsor se utilizan como motores en la mayoría de los vehículos de la flota, e incluso en el propio Valera, aunque este sistema de propulsión coexiste en la actualidad con los impulsores de ondas gravitacionales.