Esfera de control

Utilizada para controlar los carros de combate, las tarántulas robot, las Plataformas de Artillería y las esferas generadoras. Su diámetro es de 10 metros, con un casco de dedona de 1 metro de espesor en los últimos modelos. Su tripulación es de 6 personas y carece de armamento.

Están equipadas con impulsores, de distintos tipos según las épocas, lo que les permite desplazarse horizontalmente. El movimiento vertical, como en la mayoría de los aparatos, se obtiene mediante la inducción del casco de dedona. La máxima altura de vuelo no suele superar los 15.000 metros.

Se alimentan mediante ondas energéticas, transmitidas por las Esferas Generadoras. No obstante, existe otra versión de la esfera de control, que incluye un reactor nuclear y un emisor de ondas. Se utiliza para controlar pequeñas fuerzas acorazadas o de infantería.

El control sobre las Tarántulas, Carros y demás sistemas de armamento, se limita normalmente a directrices generales, del tipo avanzar, o abrir fuego ya que todos los aparatos del Ejercito cuentan con la inteligencia suficiente para operar por su cuenta, una vez recibidas estas ordenes básicas.

© Carlos Alberto Gómez Villafuerte,
(181 palabras) , 2000 Créditos