Coraza iónica

Campo protector frente a las interferencias y pulsos electromagnéticos generados por las explosiones nucleares y todo tipo de armas de energía.

Los entornos de combate habituales de las unidades de la Armada y el Ejército, se caracterizan por la detonación simultánea y continua de gran número y variado tipo de armas atómicas, así como por la gran cantidad de emisiones de luz sólida o rayos Z. Sin este tipo de coraza protectora, los sistemas electrónicos de los vehículos de la Armada y el Ejército, sencillamente no podrían funcionar con tan altos niveles de interferencia, haciendo a las naves y tripulaciones vulnerables frente al ataque enemigo.

No obstante, aunque la coraza iónica protege completamente a la nave y a todo lo que se encuentra en su interior, las comunicaciones externas son vulnerables a las interferencias, por lo que en caso de combate, se utilizan transmisiones de redundancia múltiple e interpolación de frecuencias con el fin de minimizar sus efectos.

Este tipo de coraza, con distintas características y capacidad de protección, se utiliza en la Armada y el Ejército desde los primeros tiempos de las guerras atómicas.

© Carlos Alberto Gómez Villafuerte,
(185 palabras) , 2000 Créditos