Amazonas
Exilados de la Tierra

Cuando Miguel Ángel Aznar y el resto de los desterrados son abandonados en uno de Los planetas Thorbod en la novela MOTÍN EN VALERA, éstos encuentran el planeta habitado por los hombres planta y por unos humanos organizados socialmente en un matriarcado; se trata del pueblo de las amazonas, descendientes de esclavos traídos por los thorbods de la Tierra o de los otros planetas del Sistema Solar tras la evacuación de los mismos forzada por el bombardeo atómico de la escuadra nauhita. Tras largos siglos de aislamiento el pueblo de las amazonas ha retrocedido culturalmente hasta un estado tribal y, aunque en un principio acogen con hostilidad a los valeranos, finalmente acaban aliándose con ellos contra los enemigos comunes, los hombres planta primero y los thorbods después.

Tras continuar protagonizando el resto de las novelas del episodio (EL ENIGMA DE LOS HOMBRES PLANTA y, fugazmente, EL AZOTE DE LA HUMANIDAD) las amazonas desaparecen de la Saga al trasladarse la acción primero a los planetas nahumitas y posteriormente a la Tierra. Tras la desgraciada guerra contra los sadritas y la obligada evacuación, una vez más, del Sistema Solar, en EXILADOS DE LA TIERRA Miguel Ángel Aznar recala de nuevo en el planeta thorbod donde encontrara a las amazonas... Pero a causa de los efectos relativistas allí han pasado muchos siglos desde su anterior visita, y la antigua civilización de las amazonas ha evolucionado hasta alcanzar un nivel tecnológico y cultural similar al de la Tierra del Siglo XX.

Confundidos con los odiados invasores nahumitas, que hacen incursiones periódicas para capturar esclavos y trasplantarles sus propios cerebros, los exiliados terrestres tropiezan con la hostilidad de los nativos. Tras una invasión de los verdaderos nahumitas, desbaratada por los terrestres, se deshace el equívoco y los habitantes del planeta acogen a los refugiados... Para no volver a aparecer en la Saga, ya que aunque el tema podía seguir dando juego, Enguídanos los olvidó por completo junto con los terrestres asentados allí, sin que en el resto de las novelas de la primera serie ni, por supuesto, en las de la segunda, se vuelva a mencionar este sistema solar.

© José Carlos Canalda,
(354 palabras) , 1999 Créditos