Circumplaneta

Planeta construido por los barpturanos y el objeto artificial de mayor tamaño que se conoce hasta la fecha. Construido alrededor de una estrella amarilla tipo Sol de un millón de kilómetros de diámetro, este planeta en forma de anillo tiene una sección cuadrada de 10 millones de kilómetros de lado y un diámetro de 380 millones de kilómetros.

La superficie interior habitable del anillo tiene un perímetro de 1.193 millones de kilómetros, una anchura de 10 millones de kilómetros y una superficie de 11.932 billones de kilómetros cuadrados, equivalentes a 23.560.000 planetas tipo Tierra. La capacidad estimada del Circumplaneta es de unos 200.000 billones de habitantes.

Como resultado de su configuración en forma de anillo con un sol central, en todos los puntos del Circumplaneta siempre es de día, ya que el sol ilumina por igual y constantemente toda la superficie interior. Las dos coronas circulares de 10 millones de kilómetros de ancho, están formadas por zonas desérticas, páramos y ventisqueros. Estas zonas y la cara posterior del anillo, siempre en perpetua oscuridad, forman parte del sistema de control de temperatura del planeta. El intercambio de masas de aire con diferentes temperaturas origina violentos huracanes en los bordes del anillo. De no ser por este intercambio térmico, la elevada temperatura de la cara iluminada perpetuamente por el sol, haría inhabitable el planeta. Así y todo, la temperatura de la zona habitable es básicamente tropical. Además, no teniendo una configuración totalmente estable, los terremotos son violentos y relativamente frecuentes. El Circumplaneta tardo en construirse UN MILLÓN DE AÑOS a partir de la materia intereStelar, condensada y dirigida mediante campos gravitacionales. Su volumen total es de 122.522 trillones de kilómetros cúbicos.

Tras su terminación y durante cierto tiempo, fue empleado por sus constructores como un gigantesco ciclotrón para enviar señales al espacio. El seguimiento de estas señales llevo a los valeranos hasta él.

Aproximadamente 800.000 años después de su descubrimiento por los valeranos, el Circumplaneta se fracturo en 13 fragmentos irregulares, que continuaron girando alrededor del sol central separados entre si por distancias de millones de kilómetros.

Hasta el momento no se conocen con seguridad las causas de dicha fragmentación, aunque existen especulaciones de todo tipo sobre la inestabilidad intrínseca de la construcción, y también sobre la posible acción de agentes exteriores, guerras, etc.

El Circumplaneta fue llamado Barptur por sus constructores en recuerdo de su mundo de origen. En el momento de su descubrimiento, los Valeranos lo llamaron Atolón, posiblemente por su parecido a este tipo de formación de coral, y por este nombre fue conocido a partir de entonces.

Para más información, ver sección

© Carlos Alberto Gómez Villafuerte,
(441 palabras) , 2000 Créditos