Aqua

En ¡ANTIMATERIA! número 46 de la colección (me refiero, lógicamente, a la segunda etapa de la Saga) Enguídanos describe un planeta, algo mayor en tamaño que la Tierra y cubierto en su mayor parte por las aguas, lo que justifica su nombre, el cual orbita en torno a una estrella doble (Bodna y Ura) cuyo fin está sentenciado a causa de una catástrofe cósmica provocada por el choque entre ambos astros. No es mucho lo que el autor se explaya en describir este astro, curiosamente parecido al de las aventuras submarinas del Ciclo de Nahum, y lo más interesante de la novela estriba en el hecho de que este planeta está constituido por antimateria, por lo que los intentos de los Valeranos por salvar a sus habitantes (los tritones) tropiezan con un grave inconveniente que es subsanado mediante la invención de unas karendón mutantes capaces de transmutar la materia en antimateria y viceversa.

Finalmente, y tras vencer los obstáculos originados por las rencillas existentes entre las distintas naciones en las que está fragmentado Aqua, los Valeranos consiguen evacuar una pequeña parte de su población mientras la vida en el planeta se extingue víctima de la predicha catástrofe cósmica.

© José Carlos Canalda,
(198 palabras) , 1998, 2000 Créditos