Shima

Ministro de la princesa Tinné-Anoyá, en el reino redentor de Saar. Aunque desde un principio se mostró hostil a Fidel Aznar y a los exiliados terrestres, obedeció a su princesa cuando ésta los recibió de forma hospitalaria. Tras la destrucción del ídolo del dios Tomok, y en un intento de aplacar las previsibles iras de sus constructores, los hombres de silicio, se vio obligado a formar parte del contingente de redentores entregados a éstos para ser consumidos como alimento en las entrañas del planeta Redención. Fue rescatado por Fidel Aznar, que lo llevó consigo durante la razzia que realizó contra los crueles hombres de silicio para demostrarle la falsedad de sus poderes divinos (EL REINO DE LAS TINIEBLAS).

© José Carlos Canalda,
(119 palabras) Créditos