Portocarrero

Soldado de las Tropas Especiales terrestres. Formó parte del comando que, bajo el mando de Miguel Ángel Aznar Schmidt, se infiltró en la base de Oberón con la misión de capturar uno o varios sadritas vivos para estudiar su exótico metabolismo. Cumplido su objetivo, fue uno de los supervivientes que, tras permanecer ocultos durante varios meses bajo la gruesa capa de polvo que recubría la superficie del satélite, lograron volver sanos y salvos a La Tierra, sin que se conozcan datos posteriores de su vida (HOMBRES DE TITANIO).

© José Carlos Canalda,
(88 palabras) Créditos