Ina Peattie

Coronel de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos de Norteamérica y comandante de la Séptima Flota de la Segunda División Aérea, enviada a interceptar el autoplaneta Rayo una vez fue detectado éste por los observatorios terrestres.

Tras aterrizar en el Rayo, y una vez puesta al corriente de las andanzas de sus tripulantes en Ragol, les describió brevemente todo lo que había ocurrido en el Sistema Solar durante el tiempo (seiscientos cincuenta años en la primera edición y cuatrocientos treinta en la segunda) que habían estado ausentes, explicándoles la actual situación geopolítica de la Tierra y la forma de vida de la humanidad no sin provocar incredulidad y sorpresa en sus interlocutores.

Convertida en el enlace entre el gobierno norteamericano y los tripulantes del Rayo acompañó a éstos a la ciudad de Nueva York, oficiando de privilegiada anfitriona al tiempo que les ayudaba a adaptarse a una sociedad y a unos modos de vida que les resultaban completamente extraños. Iniciada la guerra entre las potencias occidentales y el Imperio Asiático tan sólo un día más tarde, recibió órdenes de embarcarse como observadora en el Rayo, asesorando a Miguel Ángel Aznar de Soto sobre del desarrollo de la guerra.

Transcurridos unos días desde la derrota asiática, que se había mostrado inútil a la postre, cuando el Estado Mayor estadounidense desestimó el plan de Miguel Ángel Aznar de Soto para realizar una audaz incursión sobre la capital enemiga, acompañó al piloto español en su viaje a la Federación Ibérica, participando en la batalla que hizo posible la victoria final de la alianza hispano-norteamericana. Tras acabar la guerra se supone que retornó a los Estados Unidos, a partir de lo cual se pierde todo rastro de ella (LA HORDA AMARILLA).

Su biografía no muestra cambios en la segunda edición de La Saga de los Aznar.

© José Carlos Canalda, Carles Quintana i Fernàndez,
(304 palabras) Créditos