Jumo

Sumo Sacerdote del imperio katume. Estando prisioneros los expedicionarios valeranos al hiperplaneta, solicitó a Fidel Aznar la curación del emperador Togasi II. (HORIZONTES SIN FIN). Tras la revolución que derrocó al emperador, huyó con éste y los valeranos refugiándose en Mabasa, la capital del Guandú. Su rastro se pierde a partir de este momento (EL REFUGIO DE LOS DIOSES).

© José Carlos Canalda, Carles Quintana i Fernàndez,
(59 palabras) Créditos