Almirante Fletcher

Almirante de la Armada Sideral terrestre. Era el segundo al mando, tras el almirante Hidalgo, de la flota combinada de la Tierra, Venus y Marte que se enfrentó a los sadritas en las proximidades de Urano tras la transmutación solar provocada por éstos, lo que empujó a la humanidad al exilio.

Tras morir el almirante Hidalgo víctima de un proyector de luz sólida enemigo, el almirante Fletcher asumió el mando y, aunque la batalla estaba todavía indecisa, fue víctima de un ataque de pánico que le impelió a ordenar la retirada de las naves supervivientes, lo que hubiera provocado su aniquilación total por parte de los veloces omegas sadritas. La desobediencia de Miguel Ángel Aznar Schmidt, responsable de las transmisiones, logró evitar la catástrofe dejando la batalla sideral en tablas, pero la pérdida irreparable del ejército autómata destinado a invadir Urano impidió a los terrestres acabar de derrotar al enemigo en su propio terreno.

Al separarse los exiliados terrestres en dos grupos, el mayoritario que se dirigió a Redención, y el minoritario que, encabezado por los Aznar, se encaminó en dirección opuesta hacia los antiguos planetas thorbod, el almirante Fletcher optó por la primera alternativa, desconociéndose los datos posteriores de su vida (¡HA MUERTO EL SOL!).

© José Carlos Canalda,
(206 palabras) Créditos