Lauda Conak

Bella ankorana, especialista en física nuclear. Se encontraba estudiando la tecnología de Valera, en el momento de la materialización de los primeros valeranos, cuando fue capturada por Edward Roerich y Fidel Aznar, siendo utilizada por los valeranos para conocer la naturaleza de los invasores del autoplaneta y para aprender su idioma (AL OTRO LADO DEL UNIVERSO). Cuando, un año después, Valera inició la guerra contra Ankor con objeto de rescatar a los más de cuatro millones de rehenes que obraban en poder de los ankoranos, ella accedió a colaborar con los valeranos dado que no estaba de acuerdo con el gobierno dictatorial de su país. Fingiendo ser esposos realizó con Miguel Ángel Aznar un viaje por Iqua, la segunda ciudad del país, que sirvió para estudiar la forma de rescatar a los seis mil prisioneros que el gobierno ankorano mantenía en esa ciudad. Asimismo mantuvo un breve romance con Miguel Ángel Aznar, sin que las diferencia biológicas entre ambos (los ankoranos eran ovíparos) supusiera barrera alguna entre ellos (EL PLANETILLO FURIOSO), aunque más tarde ambos renunciaron a su relación conscientes de lo inviable de la misma. Torturada por las dudas, y temiendo ser una traidora a su país, visitó a su antiguo amigo Hango Noda, con el que había mantenido anteriormente una relación amorosa. Éste la convenció de lo justo de su lucha contra la dictadura que atenazaba a su país, tras lo cual ambos se trasladaron a Valera responsabilizándose del aparato de propaganda del autoplaneta. Finalizada la guerra con la derrota de la tiranía y la implantación en Ankor de un gobierno democrático, Lauda contrajo matrimonio con Hango, convertido en primer ministro de la joven república (EL EJÉRCITO FANTASMA).

© José Carlos Canalda,
(281 palabras) Créditos