Federico Castillo

Biólogo padre de Polonia Castillo y amigo de Miguel Ángel Aznar Aznar y de su hijo Miguel Ángel Aznar Schmidt. Tras la irrupción de los sadritas en el Sistema Solar, fue el responsable, junto con su hija, de estudiar la extraña anatomía de estos seres, descubriendo su naturaleza basada en el titanio en lugar del carbono o el silicio. Asimismo, y en contra de la opinión general, defendió que esos pequeños pulpos que había investigado eran seres racionales y los constructores del poderoso ejército que había derrotado a los terrestres, descartando que en las armaduras humanoides que éstos utilizaban pudiera haber otros seres de anatomía más parecida a la humana (¡LUZ SÓLIDA!).

Junto con el astrónomo Arsenio Valera, del que era amigo, redactó un informe alertando sobre la incompatibilidad de la biología de los sadritas con la radiación emitida por el Sol, razón que convertía en inhabitable para ellos cualquier planeta del Sistema Solar a no ser que procedieran a la transmutación de éste en una estrella afín a su metabolismo. Fue el testimonio de este informe el que movió al gobierno terrestre a enviar una misión de comandos a Oberón, donde los sadritas habían establecido una base, con objeto de capturar vivos a algunos de ellos y poder comprobar así la veracidad de sus hipótesis (HOMBRES DE TITANIO).

Fue uno de los científicos convocados por el gobierno terrestre para estudiar las consecuencias de la trasmutación solar provocada por los sadritas, saldada con la evacuación del Sistema Solar por la humanidad (¡HA MUERTO EL SOL!). Se desconocen los detalles posteriores de su vida.

© José Carlos Canalda,
(263 palabras) Créditos