Gregorio Aznar

Capitán de fragata de la Armada valerana. En calidad de comandante del crucero Filipinas, formó parte de la expedición enviada a Solima con objeto de buscar alimentos para la agobiada población del autoplaneta tras su llegada a Redención. Embarcado en una nave auxiliar con Adolfo, Aurora y Raimundo Castillo, en el transcurso de una misión de exploración de los océanos del planeta descubrieron fortuitamente uno de los túneles que conducían al interior hueco del planeta, donde alentaba la civilización de Raab bajo la férrea dictadura de Haakón. Tras ser recibidos hospitalariamente por Áquila, rey de la ciudad de Signé, tanto él y sus compañeros como la totalidad de la familia real fueron capturados y llevados a la ciudad flotante de Olimpia, residencia del tirano, el cual decidió asesinarlos para preservar su secreto. Liberados por el arrepentido Olaf, antiguo cómplice de Haakón, consiguieron dar muerte a su enemigo y escapar de Olimpia, retornando al Filipinas con la noticia del descubrimiento de un nuevo mundo. Se cree que contrajo matrimonio con Aurora Castillo (MANDO SINIESTRO).

© José Carlos Canalda,
(173 palabras) Créditos