Alejandro Aznar

Hijo de Miguel Ángel Aznar Bogani y de la tapo Banda. Se dedicó a la ciencia renunciando a la tradición militar de su familia, colaborando activamente en el surgimiento de la nación de Maquetania y siendo el creador de la flota espacial tapo, formada por esferonaves de hormigón copiadas de la tecnología ghuro. Tuvo dos hijos, Tuanko y Virela Aznar. Huyó de Atolón, junto con el grueso de la población tapo y la renacentista, a bordo del autoplaneta Hermes tras la invasión thorbod del circumplaneta (¡THORBOD! LA RAZA MALDITA). Formó parte de la expedición que viajó a la Tierra protohistórica amenazada por el choque de un asteroide, participando en la evacuación de varios miles de supervivientes (EL RETORNO DE LOS DIOSES). A su llegada a la Tierra se encontró con la hostilidad cerrada de los terrestres, que atacaron al Hermes. Mientras su padre huía a Valera, él y el resto de su familia se entregaron a los terrestres, al tiempo que el autoplaneta se rendía a sus enemigos. Prisionero de los terrestres se fugó de su encierro aprovechándose de sus poderes paranormales, provocando inmediatamente después una rebelión entre los numerosos descontentos del régimen dictatorial que gobernaba en el planeta. Finalmente consiguió huir a Valera (LA TIERRA DESPUÉS), embarcándose en su viaje de regreso al circumplaneta para reconquistarlo arrebatándoselo a los thorbods (LOS ÚLTIMOS DE ATOLÓN).

A la llegada de Valera al hiperplaneta tomó parte en la exploración que realizó el crucero Coimbrapor el interior del inmenso astro, viéndose involucrado en la guerra entre dos naciones saurio, Tumma y Silaos (LA CIVILIZACIÓN PERDIDA). En contra de su voluntad retornó con el Coimbra a Valera (HORIZONTES SIN FIN), sin que se tengan noticias posteriores suyas.

© José Carlos Canalda, Carles Quintana i Fernàndez,
(283 palabras) Créditos