UNIVERSO REMOTO
UNIVERSO REMOTO

Número 31 de la colección. Al igual que en las novelas anteriores, tanto el formato como la numeración fueron respetados aunque, en vez de utilizar una ilustración de nueva factura, tanto en este caso como en los siguientes la Editorial Valenciana se limitaría a expoliar el patrimonio de su antigua colección Luchadores del Espacio; más adelante cambiaría el formato, pero de ello ya hablaremos en su momento.

Ilustrada con el dibujo correspondiente a LA SINFONÍA CÓSMICA, una novela del Profesor Hasley publicada con el número 88 de la anterior colección, comienza esta novela casi trescientos años después de que Valera consiguiera la independencia del gobierno de Redención, tiempo que ha invertido en una marcha a través del universo en busca de la fuente de unas misteriosas señales de radio que han llegado hasta él. El protagonista principal será Miguel Ángel Aznar, el mismo que dirigiera la lucha contra los redentores, que hastiado de la incomprensión de sus conciudadanos una vez lograda la independencia (los Aznar eran entonces muy mal vistos en el planetillo) había solicitado ser hibernado mientras Valera no alcanzara su destino.

Pero Valera lo ha alcanzado ya, por lo que Miguel Ángel Aznar es resucitado de su letargo secular. Ante los valeranos se muestra el origen de las señales de radio, un gigantesco planeta anular bautizado por éstos como el Circumplaneta

Sin embargo, no le resultará fácil a Miguel Ángel Aznar la adaptación a la nueva sociedad, ya que tras un largo período de incuria Valera se muestra en un estado de abandono y decadencia realmente alarmante. Al mismo tiempo, los opositores al gobierno son reprimidos por una auténtica dictadura civil. Utilizando como excusa el encabezamiento por Miguel Ángel Aznar de un intento de golpe de estado, el gobierno Valerano detiene a éste y a numerosos opositores y, encerrándolos en un disco volante, los destierra al circumplaneta matando así dos pájaros de un tiro: Elimina a los elementos molestos y coloniza el circumplaneta sin necesidad de distraer ningún tipo de recursos de Valera.

Mientras los exilados caminan hacia su destino, una enfermedad desconocida traída por los primeros exploradores hace estragos en Valera sin que las autoridades médicas del planetillo (toda la élite científica lo había abandonado) sean capaces de controlarla. En un viaje relámpago Miguel Ángel aterriza en el circumplaneta, donde será atacado por los aviones de unos desconocidos seres, lleva unas muestras a su disco volante y los científicos que le acompañan descubren una vacuna que envían a Valera. La crisis, al menos por el momento, ha sido conjurada.

© José Carlos Canalda, (422 palabras) ,
1998 Créditos