Introducción
gadir3.jpg

Cuando a finales de 1998 José Carlos Canalda me ofreció publicar en el Sitio sus ensayos sobre La Saga de los Aznar, ninguno de los dos podía imaginar lo que eso iba a suponer. El aperitivo, fue la increíble sorpresa que supuso descubrir la gran cantidad de entusiastas de La Saga que fueron saliendo de las catacumbas atraídos por la aparición en la red de esta nueva referencia sobre su serie favorita.

Alrededor de ese pequeño grupo inicial se articuló lo que acabó por convertirse en el Escuadrón Delta (en honor a una de las novelas perdidas de la Saga), y como lógica consecuencia, la necesidad de conocerse para comprobar que esa afición a las novelitas de a duro de treinta años antes no era un vicio aislado y solitario. Como muestra de lo que suponen, he aquí la minicrónica que Pedro G. Bilbao hizo de la reunión barcelonesa del 12 de abril de 2000.

Nos juntamos un puñado. Del Escuadrón delta: Carles Quintana, Carlos Quintana, Pedro, Ludax (Guadalupe), Antonio García Soto, Jonatan Saiz (creo que está) y Enrique Piedra. Seguidores de la saga en contacto con Silente: Martí Roses y Manuel Luque. Amigos y colegas, Guillém Sánchez (escritor de CF, de Mataró). Y por parte de Gigamesh vino Alejo Cuervo, el boss, y un buen amigo (no recuerdo su nombre) colaborador habitual del fandom y buen traductor de inglés. Ricard y los de BEM enviaron saludos.

Es decir un montón de gente. Entre charla, cena y sobremesa, más de cinco horas (de 20.00 a 01.30)

Al estar presente gente que no conoce la saga en profundidad pues no nos metimos en berenjenales del estilo ¿Es superconductora la dedona? tema interesante donde los haya pero que comprendemos que puede retraer a quienes eso de la dedona no les pone en exceso. Se habló de todo, de novelas, editores, Saga, no Saga, de todo. Cenamos, bebimos, hablamos y nos fuimos. En realidad fue un placer y un esfuerzo pues todos trabajábamos al día siguiente.

Lo estupendo fue conocer a gente a quien solamente tratas por el correo electrónico y poner en contacto a gente que vive en la misma ciudad o zona pero que no se conoce entre sí. Al ser un primer en contacto pues hizo que quienes nos conocemos ya de antes habláramos más, pero de todas formas creo que todo el mundo se alegró del encuentro. Nos emplazamos a una próxima vez.

Estas pequeñas reuniones locales, las MiniAznarCones (del Comando Madrid, el Comando Barcelona, el Comando del Henares, etc.) acabaron por culminar el 31 de octubre de 1999 con la Primera AznarCon, o AznarCon'99, incluida dentro de los actos de la HispaCon'99, en Santiago de Compostela.

Estructurada como una conferencia, no dejó de ser una excusa para que los componentes del Escuadrón al completo (casi al completo) se desembarazaran al fin de emilios y teclados y pudieran verse las caras de una vez.

La continuidad se asegura con la Segunda AznarCon, o AznarCon 2000, que supondrá el reconocimiento definitivo de la importancia y dinamismo de este movimiento entre los aficionados españoles (ya hay nuevas novelas de La Saga escritas por jóvenes autores, PulpMagazine dedicado al pulp, la space-opera y la Serie B se ha gestado en su seno, Pedro García Bilbao continua la reedición de las novelas clásicas) y dejen de ser vistas como la reunión de un grupo de chalados, y si como la reivindicación de la ciencia-ficción, ágil épica, divertida, y, sobre todo, aventurera.

© Francisco José Súñer Iglesias, (584 palabras)
AznarCon 1999, Crónicas AznarCon 2000, Crónicas AznarCon 2001, Crónicas AznarCon 2002, Crónicas AznarCon 2003, Crónicas AznarCon 2004, Crónicas