John W. Campbell Jr.
(1910-1971)

Biografía

John W. Campbell Jr.

John Wood Campbell Jr.­ es el editor de ciencia-ficción más conocido y reconocido a nivel mundial. Con su labor al frente de Astounding Science Fiction (más tarde Analog Science Fiction and Fact) desde 1937, hasta 1971 marcó el rumbo del género hasta la llegada de la new wave y la revolución estilística y temática que trajo consigo. La llamada Edad de Oro de la ciencia-ficción (prácticamente la totalidad de los años 1940) no se puede entender sin su influencia.

Nació en Newark, Nueva Jersey, en 1910. Su padre, John Wood Campbell Sr.­, era ingeniero eléctrico, lo que le impulsó a intentar emularle estudiando en el MIT, aunque su rendimiento académico no fue bueno, debiendo abandonarlo en 1931. No obstante, consiguió graduarse en física, en la universidad de Duke en 1934.

Ya entonces escribía relatos de ciencia-ficción que publicó regularmente en Amazing Stories desde 1930, vendiendo también varios de sus trabajos a Thrilling Wonder Stories. Campbell se hizo un nombre dentro del mundillo como escritor de space-opera, y se permitió cambiar de registro adoptando el pseudónimo de Don A. Stuart, con el que publicó en el número de agosto de 1938 de Astounding la que quizá sea su obra más relevante: WHO GOES THERE? (¿QUIÉN ANDA AHÍ?), que ha conocido una buena cantidad de adaptaciones cinematográficas: EL ENIGMA DE OTRO MUNDO (THE THING FROM ANOTHER WORLD, 1951), y las dos versiones de LA COSA (THE THING en 1982 y 2011), e influyendo marcadamente en producciones tales como PÁNICO EN EL TRANSIBERIANO (1972).

En 1937 F. Orlin Tremaine, el hasta entonces editor de Astounding Stories, le propuso para el cargo. Astounding Stories la publicaba Street & Smith, hay que recordar que en España la figura de editor se refiere tanto para el responsable de los textos de las publicaciones como para el propietario y publicador de la misma, de ahí la confusión que a veces provoca este aspecto. Ni Tremaine ni Campbell eran propietarios de Astounding.

Tras un periodo de supervisión por parte de Tremaine, Campbell se hizo cargo por completo de la revista (momento en el que abandonó su faceta de escritor) e inició la revolución por la que es conocido. Su idea era que el estilo descuidado y ampuloso que imperaba en el pulp era del todo inadecuado para un texto que se preciara, y empujó a sus autores a pulir sus textos al máximo. No perseguía la excelencia literaria, y menos aún la experimentación, sino que trataran a los lectores como adultos. También desterró los argumentos extravagantes, y promovió historias creíbles y elaboradas. Por otro lado, también impulsó a los autores a comprender sobre que escribían. Hasta entonces el rigor científico de los textos dejaba mucho que desear, Campbell, más allá de las inevitables licencias, quiso que el rigor al respecto se impusiera sobre las soluciones fantasiosas.

Una conocida anécdota cuenta la descripción de la bomba atómica en el relato DEADLINE, escrito por Cleve Cartmill, bajo la dirección de Campbell, y publicado justo en 1944, documentándose con información pública extraída de las revistas científicas de la época. El Gobierno, alarmado, quiso retirar de la circulación ese número de Astounding, pero Campbell les convenció de lo contrario, puesto que el secuestro de la publicación sería señal clara de que Estados Unidos estaba efectivamente desarrollando el artefacto.

Bajo su dirección se terminó de definir la ciencia-ficción y se formaron los autores que la representarían hasta la revolución de la new wave. Isaac Asimov, Robert A. Heinlein, Lester del Rey, Theodore Sturgeon, y Arthur C. Clarke son quizá los más representativos de aquella época, que se dio en llamar La Edad de Oro de la ciencia-ficción. Por supuesto, aprovechó los activos con los que ya contaba, y autores asentados como Clifford D. Simak, Jack Williamson, L. Sprague de Camp, o C. L. Moore colaboraron activamente en la revista.

En la década de los 1950 la personalidad arrolladora de Campbell chocó con la de muchos de sus pupilos, ya autores consagrados, que se resistían a permanecer bajo su constante vigilancia y acabaron por abandonar Astounding, y más cuando la labor de consolidación del género había dado sus frutos y su popularidad llevó a la creación de otras revistas, como Galaxy o The Magazine of F&SF a finales de los 1940. No obstante, eso no afectó a la influencia de Campbell que siguió al frente de Astounding hasta su fallecimiento, publicando obras tan importantes como, por ejemplo, DUNE, de Frank Herbert, e incluso a mediados de los 1950 llegó a presentar un programa de radio semanal llamado Exploring Tomorrow.

Sus dudosos puntos de vista respecto a ciertas cuestiones, como la esclavitud y la segregación racial, su relación con la parapsicologíay las pseudociencias, apartándose de sus postulados iniciales respecto al rigor científico, le convirtieron en una figura controvertida alejándole de autores de referencia, como el propio Asimov, del que era amigo personal, pero uniéndole cada vez más a L. Ronald Hubbard, inventor de la Dianética y fundador más tarde de la Cienciología, pero incluso acabó a mal con él debido a discrepancias de cómo entenderla.

La indudable importancia de su figura se tradujo tras su muerte en varios premios y actos en su honor, como el John W. Campbell Memorial a la mejor novela de ciencia-ficción, el John W. Campbell Award for Best New Writer, o la Campbell Conference del Center for the Study of Science Fiction. No obstante, y debido a lo incómodo de sus posturas sobre temas ajenos al género, el premio John W. Campbell Award for Best New Writer cambió de nombre en 2020 por The Astounding Award for Best New Writer.

Entre los galardones que recibió están ocho Hugo a la mejor revista entre 1953 y 1965, y el Retro Hugo 1943 al mejor editor de relatos. En 1996 fue, junto a Jack Williamson, A. E. van Vogt y Hugo Gernsback, componente del primer cuarteto de personalidades que se incorporó al Science Fiction and Fantasy Hall of Fame.

Falleció el 11 de julio de 1971 en Mountainside, New Jersey (Estados Unidos).

© Armando Parva (1.009 palabras) Créditos

Bibliografía

Esta relación no es exhaustiva, sólo se incluyen libros (novelas, antologías, ensayos) y no relatos, artículos o las conferencias publicadas en distintos medios