Introducción
qsq_intro.jpg

A principios del 2004, durante uno de esos interminables viajes en metro que me veo obligado a hacer todos los días, rememoraba la Hispacón de Xatafi 2003, los encuentros con colaboradores y gente a la que sólo conocía por internet, y lo frustrante que resulta acercarse a alguien sin saber muy bien si es o no es y acabar cayendo en la cuenta de que no es, lo que para el caso da igual, porque ya se ha hecho un nuevo amigo, pero desconcierta a todos los implicados.

En ocasiones es más fácil porque se tiene una idea aproximada de quien es quien por las fotos publicadas por los distintos medios, pero eso tampoco soluciona nada, al fin y al cabo una foto de grupo con un pie ambiguo provoca más confusiones de las que evita.

Así pues, pensé, ¿por qué no organizar un directorio? un Quien es Quien, en el que cualquier aficionado, sin importar fama o condición, pueda tener una breve (¡brevísima!) reseña personal y una foto de buena calidad para poder ser reconocido no sólo en Hispacones, sino también encuentros varios e incluso librerías, transportes públicos y colas de grandes superficies por otros aficionados al género. Y así nace esta sección, QsQ, con la intención ofrecer una mínima referencia de todos aquellos que nos movemos por este mundillo de la ciencia-ficción.

Cualquier persona puede estar en QsQ, y de igual modo quien no quiera estar no estará, y esto, aunque parezca obvio, tiene su importancia, porque si bien los aficionados de a pie que quieran aparecer en este directorio deberán enviar sus fichas, iré incorporando de oficio a los personajes más relevantes tales como editores, escritores, webmasters, etc., y desde luego comprendería que cualquiera de estos últimos no tuviera interés en estar aquí.

¿Cuáles son las condiciones para aparecer? Ninguna, únicamente la voluntad de estar reseñado, para ello basta con enviar un mensaje a la dirección con una breve biografía y una foto en la que se aparezca guapo y favorecido. En el futuro procuraré simplificar el proceso e incluso crear un pequeño buscador.

Respecto a los datos más delicados como puede ser el teléfono, domicilio, dirección de correo, etc., sólo aparecerán por petición expresa de su propietario y, en el caso del correo electrónico, siempre ofuscadas para evitar en la medida de lo posible a los cazadores de direcciones y el desagradable spam.

Francisco José Súñer Iglesias, (398 palabras)