Perdidos en el espacio
PERDIDOS EN EL ESPACIO EE.UU., 1965
Título original: Lost in Space
Dirección: Don Richardson (varios más)
Guión: Irwin Allen (varios más)
Producción: Irwin Allen
Música: Alexander Courage (varios más)
Fotografía: Frank G. Carson
IMDb:
Reparto: Guy Williams (John Robinson); June Lockhart (Maureen Robinson); Mark Goddard (Don West); Marta Kristen (Judy Robinson); Bill Mumy (Will Robinson); Angela Cartwright (Penny Robinson); Jonathan Harris (Zachary Smith); Bob May (Robot); Dick Tufeld (voz de Robot)

Irwin Allen, que puede ostentar el título, compartido con Roger Corman, de Gran Reciclador de la Galaxia, produjo en 1965 Perdidos en El Espacio, una serie de ciencia-ficción que se prolongaría por espacio de tres temporadas.

La serie narraba las aventuras de una familia, los Robinson, claramente inspirada en la novela los Robinsones Suizos, embarcados en un viaje a bordo de la nave Júpiter II rumbo a Alpha Centaury, con el fin de fundar una colonia. Debido a un sabotaje del Dr. Smith, agente de una potencia extranjera, que queda atrapado en la misma nave, su viaje se convierte en imposible y, como su propio nombre indica, se pierden en el espacio sin posibilidad de poder volver a la Tierra.

Esta serie se ha convertido en un culto para muchos. Las aventuras en el planeta perdido y después en el espacio, han consumido muchos estudios tanto en papel como en Internet.

spe2.jpg

Pero: ¿que tiene esta serie para convertirse en un referente de la ciencia-ficción de los sesenta? Pues la verdad es que no lo sé, pero si recuerdo que no me la perdía cuando se emitía en aquellos lejanos años. Las conversaciones disparatadas del robot con el repelente Dr. Smith, cuya frase favorita era estamos perdidos, moriremos todos, los campos de fuerza que siempre fallaban, probablemente adquiridos en tiendas de todo a un euro, los espantosos trajes de astronauta plateados, los peinados de mamá Robinsón que jamás se le movían pese a las circunstancias, o los impagables monstruos, semana sí y semana también (el mas escandaloso de todos fue el hombre zanahoria), configuraban una serie singular que con diez años podía verse asombrado, pero que con el paso del tiempo se ha convertido en la mas carcajeante de la historia de la ciencia-ficción televisiva. (Excluyendo, claro está, comedias puras y duras como Enano Rojo o Quark)

Un repaso por los episodios puede ilustrar el absoluto desenfreno de esta serie. Por el planeta perdido, en la primera temporada, pasaron desde extraterrestres viajeros hasta robots de otras películas. El robot Robyy, protagonista de PLANETA PROHIBIDO, efectuó un cameo enfrentándose a nuestro Robot en el episodio La GUERRA DE LOS ROBOTS. Encarnó al malvado Robotoide, un robot sin los principios asimovianos de respetar a los humanos. También tuvimos un plantel de monstruos variados como los Cíclopes caníbales, unos ET's luminosos de la quinta dimensión, una familia similar a los Robinson pero de extraterrestres o un ciclamen carnívoro gigante, probablemente un resto de Viaje al Fondo del Mar reciclado convenientemente.

spe4.jpg

En las dos temporadas posteriores la serie se decantó por la comedia, dando mucho mas protagonismo al Dr. Smith, al Robot y a Will Robinson. Esto produjo la desesperación del resto de los actores que cada vez tenían menos que hacer en los capítulos. Uno de los actores, Guy Williams, llegó a declarar que cobraba mas por frase que Lawrence Olivier, lo que da una idea del extenso papel que se les asignaba a los demás.

En estas temporadas se hizo mucho mas patente lo disparatados que eran los guiones. De momento, y en el primer episodio de la segunda temporada, tienen que abandonar el planeta ya que este va a explotar. Comienza así un periplo de planeta en planeta, que al menos da pie a una mínima credibilidad al encontrase con diferentes personajes en su viaje, por ejemplo un circo que viaja por el espacio, una corte marcial a la que son sometidos los Robinson por presuntos crímenes cometidos en su viaje o un viaje al infierno que es causado al tocar un instrumento musical. Incluso se vieron incursos en un viaje temporal. En el episodio VISITA A UN PLANETA HOSTIL nuestros viajeros parecen en la Tierra de los años 40 donde son confundidos con un Ovni y, como no, Will será capturado.

Como puede observarse en estas breves sinopsis, los guionistas no tenían el más mínimo pudor en usar cualquier tema para los capítulos, sin importarlas si eran desquiciados o no. El trabajo febril de la factoría Allen contribuía a que argumentos de otras series pasaran a esta y viceversa. Los guionistas lo mismo hacían un Viaje que un Túnel o un Perdidos, y se intercambiaban ideas y argumentos de unas series a otras. Además el hecho de tener que rodar un episodio a la semana y no sólo de una serie, sino de tres, suponía un serio handicap para un desarrollo mínimo de guiones con un poco mas de seriedad..

spe6.jpg

Obviamente el personaje principal, el Dr. Smith, era el más apreciado por los espectadores. Este personaje, originalmente, estaba destinado a morir en el episodio sexto, pero debido a la gran cantidad de cartas que recibió la productora, se decidió mantenerlo con vida y llegó incomprensiblemente a convertirse en el protagonista de la serie. La permanencia de este absoluto hijo de perra como personaje es un tanto extraña, y si no díganme ustedes: ¿Cómo es posible que un tipo de esta calaña que es capaz de vender en todos y cada uno de los episodios a todos los miembros de la familia, niños incluidos, no fuera asesinado por los Robinson a la primera jugada? Es de suponer que lo que atraía al público era su maldad intrínseca, ya que un sin un buen malvado las cosas no son lo mismo.

Caso aparte era el Robot. Ese personaje, derivado directamente de una batidora, era el contrapunto chistoso del Dr. Con sus dos frases de combate, eso no es computable y peligro Will Robinson, ejercía de solucionador de problemas y a veces de provocador, ya que el Dr. cambiaba la programación de sus circuitos a su gusto. El Robot disponía como armamento de una especie de rayo eléctrico que salía de sus brazos con pinzas, unos brazos que consistían en una especie de tubo de aspiradora que quedaban de lo más flácido cuando se le desconectaba la unidad de potencia, cosa que ocurría muy asiduamente.

spe3.jpg

Y el tercer protagonista principal era Will Robinson (Bill Mummy, posteriormente Lennier en Babylon 5) Este niño se metía en todos los problemas que pudiera encontrar y era causa de muchas de las desventuras de esta familia. Sentía un extraño e incomprensible aprecio por el Dr. Smith, pese a que éste, como ya hemos dicho, no dudaba en traicionarle o ponerle en peligro a la más mínima ocasión.

Respecto de los demás personajes, poco se puede decir. Don West, el piloto intrépido intentando ligar continuamente con la hija mayor de la familia, era el chico para todo y el que se enfrentaba a los diversos monstruos y extraterrestres en luchas cuerpo a cuerpo. Los demás eran meros comparsas, sobre todo en la segunda y tercera temporada de la serie.

Existe una anécdota acerca de la creación de la serie que es muy ilustrativa:

spe5.jpg

Nadie quería producir el piloto de la serie, por lo que Allen acudió a un amigo suyo, el sin par Groucho Marx. Groucho, tras leer el guión, debió de darse cuenta del potencial humorístico de la misma y se avino a financiar el piloto. En el pase del piloto a los directivos de la cadena CBS, estos rompieron a llorar de risa. Lógicamente Allen quedó muy indignado e intentó cortar la proyección. Sin embargo Groucho le convenció de que no lo hiciera, asegurando que no se reían de la serie sino con ella. Esto convenció a Allen y tuvimos serie regular.

Recomendar la serie para los que quieran disfrutar de un rato de sana risa. Podrán comprobar que lo que se hacía hace treinta años en este caso concreto es tan malo como lo actual, con una ventaja hacia lo añejo: sólo hacía falta un poco de imaginación y cuatro duros. Ahora con el presupuesto inflado hasta el infinito se hacen cosas incluso peores y si no basta echar un vistazo a la película derivada de la serie, una auténtica castaña pilonga con un guión a la altura de los peores de la serie, unos personajes tan malos como los originales y unos actores, que pese a su nombre, parecen fantasmas, y que no se creían lo que están haciendo (salvo de la quema a Oldman un malo de los que hacen época y que deja a su homónimo y original a la altura de un angelito)

Bibliografía:

    SERIES DE CULTO DE TV DE CIENCIA-FICCIÓN, TERROR Y FANTASÍA. Eusebio R. Arias. Nuer Ediciones. Madrid 1997
    TELEVISIÓN DE CULTO. Antonio Blanco. Glenat Ediciones. 1996

Webs


© Alfonso Merelo,
(1.376 palabras)