LA ÚLTIMA FRONTERA
LA ÚLTIMA FRONTERA EE.UU., 1989
Título original: Star Trek V: The Final Frontier
Dirección: William Shatner
Guión: David Lougherey
Producción: Paramount Pictures
Música: Jerry Goldsmith
Fotografía:Andrew Laszlo
IMDb:
Reparto: William Shatner (James T. Kirk); Leonard Nimoy (Spock); DeForest Kelley (Leonard McCoy); James Doohan (Montgomery Scott); Walter Koenig (Pavel Chekov); Nichelle Nichols (Uhura); George Takei (Hikaru Sulu); David Warner (St. John Talbot); Laurence Luckinbill (Sybok); Charles Cooper (Korrd); Cynthia Gouw (Caithlin Dar); Todd Bryant (Klaa); Spice Williams (Vixis); Rex Holman (J'onn)

¿De qué se trata?

st5b.jpg
-Joer, que he tenido una revelación
-Jim, tienes que dejar el alcohol

En un planeta desértico surge un misterioso predicador religioso, quien conoce nada menos que la posibilidad de encontrar a Dios en un planeta en el centro del universo, o alguna memez semejante. Como suele suceder con toda clase de locos y pirados en esta macrosaga galáctica, éste consigue abrirse paso hasta la Enterprise, y entra en contacto con la tripulación. Todos se embarcan entonces a la que supuestamente es la más grande aventura de sus vidas. O algo así. Y como esta película es rematadamente mala, reventemos el final y ahorrémosle la pena a los espectadores (de todas maneras es recomendable sólo para los fanáticos trekkies, y ellos ya la vieron, así es que...): la criatura que encuentran es muy poderosa, pero no es Dios; el predicador loco alienígena muere, y la tripulación del Enterprise escapa por los pelos. ¿Sorpresivo...?

El espíritu de los tiempos

st5c.jpg
Yo también he tenido una revelación: me voy a forrar, a ver cuando panolis pican...

La trilogía conformada por LA IRA DE KHAN, LA BÚSQUEDA DE SPOCK y EL REGRESO A CASA había dejado muy alto el listón en la saga, y con buena vitalidad. Nicholas Meyer había sentado sólidas bases con la primera, y Leonard Nimoy la había continuado de manera algo más básica, pero con eficiencia y elegancia. Con lo que el estrellita Shatner se enojó y dijo que ya que le había tocado turno a Spockie, pues bien, ahora le tocaba dirigir A ÉL. La escribió, dirigió y protagonizó, y resultó todo lo desastrosa que podía ser, porque digámoslo con todas sus letras, a pesar de ser judío canadiense, William Shatner es el mejor representante de la vulgaridad yanki de la legendaria tradición de los McDonalds y el western ramplón (quizás por eso el capitán Kirk es un personaje tan popular en Estados Unidos, rasgo inmisericordemente satirizado en HÉROES FUERA DE ÓRBITA por otra barra de plomo como es Tim Allen) No es chiste: Viaje a las Estrellas V estuvo a punto de ser la última de la saga, tan mal le fue con el público y la crítica.

¿Por qué verla?

st5d.jpg
¡Espera Dios, que allá voy!

Es una buena muestra de que las ideas sin talento no sirven para nada. La historia era poderosísima y tenía hondas connotaciones filosóficas (un viaje iniciático para encontrar a Dios) pero está tratada con la sutileza y el tino de un pescarife arrancándoles las tripas a sus pescados. Es también una crudísima demostración del trasfondo ideológico yanki estilo Destino Manifiesto de Viaje a las estrellas, en el peor sentido posible del término.

¿Quieren ver una en donde Kirk sea el protagonista? En todas las otras películas y en las series de televisión, el carácter ramplón estilo general sudista de Kirk es contrapesado por la filosofía etérea de Spock y por los comentarios rabiosos, pero llenos de sentido común, del Doctor McCoy. Aquí, en cambio, como Shatner la dirige y escribe, es Kirk quien roba cámara indiscriminadamente, tiene los diálogos brillantes, y salva todas las situaciones, mientras que todo el resto de los personajes hace el payaso, a cuál de una manera aún más patética si cabe. Deplorable.

st5e.jpg
Ojo, que la que es artista, lo es para siempre

El baile erótico de Uhura. Sí, a su venerable edad (Nichelle Nichols tenía ¡56! al hacer esta película, y se empezaban a notar) se saca la ropita y organiza lo que en lenguaje Futurama sería un gracioso nudismo alienígena como maniobra de distracción para los malos. Y los malos... ¡pican el anzuelo! (la escena era de noche, en todo caso)

La frase más vulgarmente profunda de toda la saga Star Trek: Kirk diciéndole al alienígena pseudoDios: ¿Para qué Dios necesita una nave espacial...?

Ideal para: Fanáticos trekkies completistas, o bien cineastas interesados en escribir un manual sobre cómo no hacerlo.

© Félix Capitán, (602 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Cine 9009 como Viaje a las estrellas V: La frontera final