NOSOTROS
NOSOTROS Yevgueni Zamiatin
Título original: Mh
Año de publicación: 1921
Editorial: Akal
Colección: Básica de bolsillo Akal, 153
Traducción: Sergio Hernández-Ranera
Edición: 2008
ISBN:
Precio: 9 EUR
Comentarios de: Mikel Peregrina

NOSOTROS, del ruso Yevgueni Zamiatin (1884-1937) es una novela poco conocida, al igual que su autor, pero relevante en el mundo de la ciencia-ficción. Su influencia es más que perceptible en la obra que denominaré como su hijo, 1984, uno de los trabajos más conocidos del escritor inglés George Orwell (1903-1950) junto con REBELIÓN EN LA GRANJA.

Lo que Orwell debe a Zamiatin es más que perceptible para cualquier lector que se aventure con las dos obras señaladas. El propio escritor inglés se ha tenido que defender de acusaciones de plagio a su homólogo ruso, pero en realidad lo que ha admitido es la influencia que Yevgueni Zamiatin ha causado en él.

Sí que se puede afirmar el parecido de ambas obras. Sin embargo, también poseen diferencias que las convierten en obras afines y no idénticas. En primer lugar, el estilo de ambos autores es diferente, algo obvio teniendo en cuenta que ambos se situaban en una etapa madura de su creación literaria en la cual ya habían encontrado más que de sobra su voz personal.

La obra de Zamiatin, en su narrativa, posee algunas características que considero primitivas en el sentido de que encajaban perfectamente en la época, pero no en la actualidad, tras la revolución que las vanguardias de principios de siglo han provocado en la literatura. Por ejemplo, alusiones al lector, e incluso algunas anomalías temporales —en la conjugación de los verbos— creadas por el estilo de diario íntimo que escoge para desarrollar la trama... (Esta última crítica puede no verse correspondida en la versión original de la novela y deberse a la traducción. No lo sé y no lo puedo comprobar porque desconozco absolutamente el idioma ruso)

La prosa de Orwell me pareció no sólo más actual, sino más envolvente e incluso catártica con el escalofriante momento de las torturas a los protagonistas.

Pero las obras también se diferencian en su temática. El Estado de Orwell es más omnipresente, más cercano que el de Zamiatin. Además, mientras que la sociedad ideada por el ruso se basa principalmente en la anulación absoluta de la esfera privada y de la personalidad del individuo, la ideada por Orwell es más simple y se basa mayormente en el terror. Eso sí, el Estado de 1984 es más factible en los tiempos que corren que el de Zamiatin, cuya consecución sería más ardua, compleja y conllevaría mayor cantidad de tiempo. También indica esta diferencia Julián Diez, amigo de este mundo de la ciencia-ficción, cuando afirma: El Estado presentado por Zamiatin no es tan cerradamente opresivo como los de Huxley y Orwell: se adivina la existencia de humanos libres más allá de un descomunal muro (Julián Díez, La conversión del hombre)

En lo referente a los parecidos, podemos resaltar un protagonismo masculino por parte de ambas obras, pero mientras que en la del inglés el personaje ya posee cierta antipatía por la sociedad en la que le ha tocado vivir, en Zamiatin el personaje es inicialmente un producto más de la sociedad, pero que según avanza la novela cambia de postura.

En ambas novelas hay un personaje femenino que actúa como detonante de la acción. Son las femme fatale que encaminan a la perdición a los protagonistas. Pero la activista de faldas para abajo de Orwell es mucho más simple e inconsciente que la I-330 de Zamiatín, la cual realiza una labor de espionaje encubierto y encamina a la perdición al protagonista de forma consciente.

¿Cómo llega a fluir esta influencia? Sabido es que en la literatura el presente se enriquece con el pasado, es decir, el proceso es acumulativo. Por ello,

NOSOTROS, considerada por algunos como novela de ciencia-ficción, puede verse como antecedente de UN MUNDO FELIZ de Huxley y de 1984 de George Orwell. NOSOTROS está escrita entre 1919 y 1921 y fue publicada en París de modo clandestino, al igual que la mayoría de las novelas de los exiliados políticos rusos. Muy pronto NOSOTROS llegó a los círculos intelectuales de la época —tanto Huxley como Orwell llegaron a leerla—, pero nunca fue editada de modo oficial en Rusia hasta los años de la perestroika

En conclusión, mucho se podría decir, y mucho se ha dicho ya, sobre estas dos fantásticas distopías y sobre la influencia que una ha originado en la otra, pero no deseo extenderme más allá de la necesario y prefiero terminar este pequeño artículo con las palabras de Julián Díez acerca de la novela del escritor ruso:

Un libro, pues, imprescindible para quien quiera disfrutar del poder de la literatura de realidades alternativas como escalpelo de nuestra propia realidad. Y un cúmulo de argumentos para afrontar a la hegemonía del pensamiento imperante, el que identifica capitalismo necesariamente con libertades y socialismo indefectiblemente con totalitarismo, como si no fuera posible un socialismo humanitario —véase la concienzudamente exterminada experiencia yugoslava, o el modelo mixto sueco— de igual manera que vivimos en nuestro día a día un capitalismo cada vez más censor y salvaje

© Mikel Peregrina, (831 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Ciencia-ficción el 24 de septiembre de 2007