EL ROBOT HUMANO
EL ROBOT HUMANO Isaac Asimov
Título original: The Positronic Man
Año de publicación: 1992
Editorial: Plaza & Janés
Colección: Jet, nº 136/27
Traducción: Horacio González Trejo
Edición: 1994
ISBN:
Precio: Descatalogado

Hay cuentos de ciencia-ficción que merecerían convertirse en novelas hechas y derechas. Esto es lo que debió pensar Robert Silverberg de EL HOMBRE BICENTENARIO, una de las historias cortas más populares del Buen Doctor. Y eso es EL ROBOT HUMANO; la novelización del citado cuento asimoviano sobre un robot que acaba humanizándose. Lo que hace Silverberg en esta obra es dilatar el relato de Asimov, tratando de enriquecerlo con sus propias aportaciones. Con los mimbres asimovianos y los suyos propios, Silverberg pergeñó una novela correcta e interesante, que funcionó muy bien en el mercado estadounidense, pero que no acabó de convencer a los incondicionales de Isaac.

En general, los seguidores de Asimov parecen considerar que EL HOMBRE BICENTENARIO es un cuento redondo que no necesitaba para nada una ampliación. Y aunque en principio estoy de acuerdo con esto, no puedo dejar de reconocer que la novela me ha gustado bastante, a pesar de que resulte algo lenta en algunos pasajes y forzada en otros. Esto hace que la historia pierda parte de la intensidad que caracterizaba al cuento original, pero eso sólo es un pequeño defecto perfectamente disculpable. No es uno de esos libros emocionantes, que tienen en vilo al lector hasta la última página, pero tampoco uno de esos plúmbeos novelones actuales, que te martirizan con extensas e innecesarias parrafadas en las que te describen, con enciclopédica pedantería, hasta el más recóndito matiz del carácter de los personajes. EL ROBOT HUMANO es una novela sencilla pero eficaz, cuyo mayor lastre es, sin duda, el hecho de que se trate de una adaptación alargada de una de las historias cortas más famosas de la ciencia-ficción literaria.

Esta novela sirvió de base argumental para el film de Chris Columbus EL HOMBRE BICENTENARIO, interpretado por Robin Williams. Como es habitual en las adaptaciones cinematográficas de obras literarias, algunos aspectos de la historia fueron cambiados, pero, en esencia, la cinta de Columbus es bastante fiel a la narración de Silverberg y al espíritu del cuento de Asimov.

© Antonio Quintana Carrandi, (336 palabras) Créditos