CITA CON RAMA
CITA CON RAMA Arthur C. Clarke
Título original: Rendezvous with Rama
Año de publicación: 1973
Editorial: Ultramar
Colección: Ciencia-Ficción
Traducción: A. Gámez
Edición: enero de 1989
ISBN:
Precio: ---
Comentarios de: Francisco Ontanaya

A CITA CON RAMA le precede tanto su propia fama como la de su autor. Y realmente no desmerece a ambas, aunque lo cierto es que tampoco se prodiga excesivamente mucho más allá.

Rama, nombre de la mitología hindú, como es lógico, es en realidad una extraña construcción artificial que se ha adentrado en el Sistema Solar. De la Tierra parte enseguida una expedición para examinar aquella primera evidencia de inteligencia extraterrestre. Sin embargo, lo que descubrirán en su interior escapará por completo al sentido de lo ordinario de los misioneros que lo intentarán explorar: un compendio fabuloso y que desafía la cordura de estructuras que despertarán a la actividad al aproximarse al sol, y de extraños seres tecnológicos criados en un caldo de cultivo del tamaño de un pequeño mar, que divide en dos el mundo interior de Rama.

El verdadero atractivo de esta novela está realmente en ello, en la extraña descripción narrativa del retorno a la vida de Rama, de su extraña naturaleza y de la veloz evolución de los seres que nacen para habitarla. Poco más hay que contar, pues el argumento es muy limitado y se reduce a unos cuantos pasajes de aventura en el interior de Rama. Bien podría afirmarse que, en este caso, el argumento es un raro accesorio a la descripción, algo inusual y que evidentemente despierta el interés, así como la idea central que representa Rama y su funcionamiento. Y, aunque esto la hace inevitablemente una obra excepcional, no llega a lanzarse más allá de una ociosa disgresión sobre un lugar completamente surreal. En cuanto a lo trascendente de esta novela, se resume fácilmente en una frase: Los ramanes lo hacen todo por triplicado. Entre otras cosas, como verá el lector de esta novela, explicará por qué cuenta con una continuación.

CITA CON RAMA es el tipo de narración inconfundiblemente propia de Clarke. Sin embargo, al contrario de lo que sucede en ODISEA 2001 o en LAS FUENTES DEL PARAÍSO, y al igual que en EL MARTILLO DE DIOS, la historia que ocupa la mayor parte de la narración, más o menos ordinaria, no tiene esa culminación súbitamente trascendente de las dos mencionadas, y realmente la sensación post-lectura que deja es, efectivamente, la de un cuadro surrealista, que utiliza como pretexto cualquier situación banal, al menos en lo que se refiere a la ciencia-ficción.

Calificación:

Narrativa: 4, Argumento: 2, Originalidad: 5, Global: 4

© Francisco Ontanaya, (403 palabras) Créditos