LOS NIÑOS DE LA LLUVIA
LOS NIÑOS DE LA LLUVIA Francia/Corea, 2003
Título original: Les Enfants de la Pluie
Dirección: Philippe Leclerc
Guión: Philippe Caza y Laurent Turner
Producción: Philippe Alessandri, Philippe Aigle y Nathanaël Karmitz
Música: Didier Lockwood
Fotografía: PRAXINOS
IMDb:
Reparto: Frédéric Cerdal (Razza); Mélody Dubos (Béryl); Fily Keita (Kallisto); David Kruger (Akkar); Yann Lemadic (Young Akkar); Gilbert Levy (Solon); Benjamin Pascal (Skan); Charles Pestel (Tob); Marjolaine Poulain (Djuba); Philippe Sarrazin (Trinitro); Hélène Vauquois (Chloé)
Comentarios de: Jorge Romo

Originalmente, esta cinta iba a ser realizada por el gran director y animador René Laloux . La novela A L’IMAGE DU DRAGON, escrita por Serge Brussolo , era la elegida para llevar a la pantalla grande una historia llena de fantasía pura. El título para la película era al principio SKÄN, GUERRERO DEL SOL y los dibujos tenían que ser hechos por Serge Sanahujas . Sin embargo, hubo varios factores que obstaculizaron la realización de la cinta: no había suficiente presupuesto para la producción y el dibujante ya mencionado había fallecido repentinamente. Entonces, la realización de los dibujos quedó a cargo de Philippe Caza (quien ya había creado los personajes y decorados para GANDAHAR, otra película de Laloux ) El segundo problema parecería haberse desvanecido, no obstante, el director nunca encontró el dinero que necesitaba y terminó por abandonar completamente el proyecto. Para principios del siglo XXI, Phillipe Leclerc (ayudante y discípulo de Laloux ) y Philippe Caza , mantienen la convicción de que es posible llevar a cabo la producción, situación que cobra sus frutos cuando finalmente consiguen el suficiente dinero para llevarla a cabo. Es así como se realiza LOS NIÑOS DE LA LLUVIA, cinta de animación que viene apoyada por las ventajas de la tecnología.

Esta película maravilla al espectador con la calidad de sus decorados. El diseño de los personajes y las dos ciudades están realizados con el mayor profesionalismo. Hay que mencionar que la trama se aleja por completo de las espantosas producciones de Disney y nos lleva de la mano a través de una parábola que bien puede reflejar tanto la política antiterrorista actual en Estados Unidos como el fundamentalismo islámico. Aquí no hay muy buenos ni muy malos, o eso podría no parecer al principio, mas cuando el espectador se sumerge en la historia se da cuenta que todos los protagonistas pertenecen a un mismo pueblo y que aquellas diferencias son falsas barreras ideológicas.

La película nos cuenta la historia de un mundo fantástico en donde habitan dos pueblos que eran enemigos mortales: los Pyross, seres que adoran el Sol y todo lo que se relacione con el fuego y el calor y para los cuales la lluvia es signo de muerte y destrucción; y los Hydross: seres que pertenecen a la lluvia y a los que el Sol y el calor los convierte en piedra, mas no los mata, como hace el agua a los primeros. En Orfalaise, ciudad de los Pyross, la vida transcurre siempre con miedo a la llegada de las lluvias y con éstas, la aparición de unos dragones que cada cierto tiempo azotan la ciudad y cobran sus víctimas. Debido a esto, los seres que adoran al Sol están convencidos de que estas gigantescas y terribles bestias son enviadas por los Hydross, situación que lleva a una guerra interminable. Skän , el personaje principal, es un joven escudero que acompañará al hijo del máximo gobernador a la lucha contra los seres que son considerados como los peores enemigos. Cuando éstos llegan a la ciudad de los seres de la lluvia, nuestro joven héroe descubrirá el terrible secreto y a la vez, la terrible mentira que mantiene a ambos pueblos en conflicto. Skän conocerá, rescatará y enamorará a Kallisto , una joven Hydross que le mostrará que los seres adoradores del agua son un pueblo pacífico y que le hará tomar la decisión de rescatar a los suyos del fanatismo y la locura del máximo gobernador.

Como en muchas películas, esta cinta tiene varios elementos que la envolverán en cierto misticismo. Existe una profecía (¿en cuántas novelas y películas no he escuchado esto?) que augura el fin del conflicto en manos de un individuo que vendrá a ser el líder y tomará cierto papel mesiánico. Aparece desde luego, la tergiversación de la información para mantener a la sociedad controlada. Y no tenía que faltar el villano súpermegaultra malo que por su culpa las cosas están como están y que su final trae consigo un nuevo orden.

A pesar de que la cinta nos muestra una trama muy sencilla, el trasfondo es de lo más relevante. El ritmo de la historia, sobre todo al principio es algo tedioso, mas el resto del metraje transcurre a un ritmo mas o menos ágil en cuyo final, el espectador tendrá que ser el juez que decida qué es lo que le sucede al villano cuando llega a su fin.

Para finalizar, esta es una buena muestra de cine francés, que pese a no tener el sello y la calidad del gran René Laloux , tiene la influencia directa de este en Leclerc y en algunos decorados que por momentos recordarán un poco esos escenarios oníricos que tanto gustaba plasmar en sus obras aquel gran director.

© Jorge Romo, (783 palabras) Créditos