Carbono

Elemento químico, cuyo isótopo más común posee un núcleo formado por seis protones y seis neutrones. Un isótopo suyo, el carbono-14 (formado por seis protones y ocho neutrones) es radiactivo, propiedad que se aprovecha en la arqueología para calcular la antigüedad de los yacimientos.

Cuando el carbono se encuentra en estado puro, se puede presentar en tres estados alotrópicos distintos: diamante, grafito y fulerenos. Combinado con el oxígeno produce dos gases, el monóxido de carbono (venenoso e incluso mortal por inhalación) y el dióxido de carbono, o anhídrido carbónico.

La importancia fundamental del carbono estriba en su propiedad, prácticamente única en el conjunto de todos los elementos químicos, de enlazarse consigo mismo formando cadenas, lo que da origen a toda la química orgánica y constituye la base de la vida.

El carbón, formado por la mineralización de restos vegetales tras millones de años enterrados en el interior de la tierra, está constituido en su mayor parte por carbono, y ha sido utilizado durante mucho tiempo como combustible, aunque hoy en día ha sido desplazado en gran parte por los derivados del petróleo.

Los compuestos de carbono con hidrógeno reciben el nombre de hidrocarburos, los cuales se obtienen normalmente por destilación del petróleo y constituyen la base de la industria química, así como la principal fuente energética al ser utilizados como combustible. El hidrocarburo más sencillo es el metano.

© José Carlos Canalda, (229 palabras)