Bases nitrogenadas

Compuestos orgánicos cíclicos, que contienen dos o más átomos de nitrógeno. Las bases nitrogenadas son parte fundamental de los nucleótidos. Biológicamente, existen sólo cinco bases nitrogenadas divididas en dos tipos, purinas y pirimidinas. La adenina (A) y la guanina (G) son purinas, mientras que la timina (T), la citosina (C) y el uracilo (U) son pirimidinas. Las cuatro primeras bases son exclusivas del ADN. En el ARN, la timina es reemplazada por el uracilo.

Por comodidad, cada una de las bases se representa por la letra indicada. Un punto fundamental es que las bases nitrogenadas son complementarias entre sí, es decir, forman parejas de igual manera que lo harían una llave y su cerradura. La adenina y la citosina son complementarias (A-C), y la guanina y la timina (G-T) también. Dado que en el ARN no existe timina, puede deducirse que la guanina es complementario al uracilo (G-U). La complementariedad de las bases tiene importantes implicaciones: permite procesos como la replicación del ADN y su traducción en proteínas, o la estabilización de la doble hélice del ADN.

© Jacobo Cruces Colado, (180 palabras)